UNA NUEVA ETAPA

Al volante y con gafas de sol: la reina Isabel disfruta de un fin de semana de recuerdos en el refugio de Felipe de Edimburgo

Ver vídeo

Poco a poco la reina Isabel va recuperando la normalidad tras la muerte del duque de Edimburgo y los complicados meses de pandemia. A sus 95 años, si hay algo de lo que puede presumir la monarca es de una fortaleza y entereza inigualables, que la han convertido en modelo para las generaciones futuras. A pesar de las dificultades a las que se ha tenido que enfrentar en los últimos tiempos, la soberana se mantiene firme y demuestra un férreo compromiso con la institución. Son pocos los que consideran que Isabel II tenga la intención de tomarse un respiro y abdicar o dar un paso atrás en favor de las generaciones futuras.

Felipe de Edimburgo
Felipe de Edimburgo en una imagen de archivo / Gtres

Aunque ha reducido su agenda en parte por razones obvias, la monarca sigue cumpliendo a rajatabla con sus compromisos oficiales, la mayoría de ellos desde el Castillo de Windsor, donde ha establecido su nueva base, con ocasionales traslados a Buckingham. Con la duda todavía sobre unas posibles vacaciones en Balmoral este verano, lo que sí ha hecho este fin de semana es tomarse un descanso en la que, durante su jubilación, fue la residencia predilecta del duque de Edimburgo, Wood Farm, en los terrenos de Sandringham.

reina Isabel
La reina Isabel llegaba a finales de semana a la zona de Norlfols y se instalaba en Wood Farm en lugar de Sandringham / Gtres

Fue allí donde el príncipe Felipe se retiró en el año 2017 cuando decidió dar un paso atrás en sus obligaciones institucionales y dedicarse a disfrutar de la tranquilidad en sus últimos años de vida. Un lugar que no hubiera abandonado de no sr por la pandemia, que le obligó a volver a Windsor, donde se aisló junto a la Reina en los peores meses de la pandemia. Sin embargo, el pasado año, cuando la situación mejoró un poco, la pareja disfrutó de unos días de descanso allí, justo después de regresar de Balmoral. No imaginaban entonces que sería la última vez.

La reina Isabel II y el duque de Edimburgo/Gtres
La reina Isabel y el duque de Edimburgo pasaron unos días de descanso en Wood Farm el pasado mes de septiembre al volver de Balmoral / Gtres

Wood Farm, de la misma manera que Balmoral, es un lugar en el que la reina Isabel se siente libre. Dicen que allí, la monarca incluso cocina y lava los platos, y que el personal no utiliza uniformes. Los protocolos se relajan y todo lleva un ritmo muy diferente. Fue allí donde Diana pasó unos días con la Reina en uno de sus primeros encuentros con el príncipe Carlos en 1980 como invitada a una de sus fiestas. De la misma manera, tras la separación del príncipe Andrés, a Sarah Ferguson se le vetó la entrada a Sandringham, pero sí la dejaron quedarse en Wood Farm con sus hijas y Kate Middleton se alojó en la casita en sus primeras visitas a la residencia de Norfolk de la familia real. Sin duda, un lugar entrañable en el que Isabel II habrá recordado muchos bonitos momentos estos días.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias