MIRANDO AL FUTURO

La cuidada estrategia de los Cambridge de cara a la sucesión de la Corona

De un tiempo a esta parte y ante las numerosas tensiones y conflictos que han afectado a la familia real británica, los duques de Cambridge y sus hijos se han convertido en los representantes más importantes de 'La Firma', ya que encarnan una serie de valores y características con los que los británicos empatizan con gran facilidad y se sienten identificados.

Ver vídeo

Quedan apenas unas horas para que el príncipe Harry y el príncipe Guillermo se reencuentren de manera oficial en los jardines del Palacio de Kensington para rendir homenaje a su madre, Diana de Gales, en el que hubiera sido su sesenta cumpleaños. Una cita reservada casi exclusivamente a los hermanos y a algún miembro más de la familia de la Princesa, pero en la que no participarán ni Kate Middleton, ni el príncipe Carlos ni la reina Isabel. Está previsto que después de la inauguración de la estatua, Harry y Guillermo mantengan una reunión pero por ahora no se ha confirmado cuándo el duque de Sussex regresará a Los Ángeles o si va a tener la oportunidad de pasar algún tiempo con algún otro miembro de la familia, en especial, con su padre o su abuela.

Los duques de Cambridge en una imagen de archivo / Gtres

Lo que sí se sabe es que, dado que el acto estará marcado por las restricciones, el duque de Cambridge pretende visitar la estatua con su familia antes de la inauguración. Un importante detalle por parte del que algún día será rey, con el que marca su papel preferente en este asunto y da un lugar especial a su esposa y a sus hijos.

Y es que, tras las tensiones que se han generado en los últimos meses dentro de la Institución -no solo por los duques de Sussex-, son muchos los que ven en el duque de Cambridge y en su esposa al perfecto relevo de la reina Isabel. Una cuestión que la pareja parece haberse tomado muy en serio.

Los duques de Cambridge
El pequeño príncipe George ha acaparado mucha atención en el partido / Gtres

Es cierto que la línea de sucesión pasa por el príncipe Carlos, pero ante la muerte del duque de Edimburgo y la falta de intención de la reina Isabel por abdicar, la realidad es que el momento del príncipe Guillermo está cada vez más cerca. No en vano, su padre, a sus más de setenta años, se ha convertido en el eterno heredero a una reina que acaba de cumplir noventa y cinco y que sigue plenamente activa. Esto hace pensar que, en el momento en el que Carlos suceda a la Reina, su reinado -si es que no abdica en su hijo-, no será muy largo, por una cuestión de edad.

El propio príncipe de Gales tiene intención de reducir los miembros de la familia real a su expresión más esencial, lo que provocaría que, de cara al futuro próximo, solo los Cambridge y sus hijos ejercerían como tal -lo que habría excluido a Harry si hubiera decidido quedarse-. Es por este motivo que de un tiempo a esta parte, la pareja ha aumentado el número de sus apariciones públicas, ha abierto un canal de YouTube y está trabajando en su imagen. De hecho, mientras que de Carlos y de la Reina se tuvo noticia de que habían sido vacunados, a Kate y a Guillermo les vimos mientras les inoculaban la dosis.

Guillermo
El príncipe Carlos en una imagen de archivo con sus hijos / Gtres

El broche final de esta cuidada estrategia tiene mucho que ver con el príncipe George. Hace unos días conocíamos que en su último cumpleaños se le reveló al pequeño que algún día sería el rey de Inglaterra y esta semana ha acompañado a sus padres a uno de los partidos de la Eurocopa. Vestido con americana y corbata, a imagen y semejanza del duque de Cambridge, George, que es un apasionado del fútbol, disfrutó mucho del encuentro y compartió confidencias con su padre. Un gesto claro de esta nueva estrategia de reforzar la imagen de futuro de la Institución que encarnan los Cambridge pero, sobre todo, el príncipe Guillermo y su hijo mayor.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias