PADRE EJEMPLAR

Alberto de Mónaco inculca su gran pasión a sus hijos en ausencia de Charlene

Alberto de Mónaco
Alberto de Mónaco en una imagen de archivo. / Gtres

Desde hace varias semanas no hay noticias de la evolución de la princesa Charlene. La esposa del príncipe Alberto lleva ingresada en una clínica fuera del Principado desde que regresara de Sudáfrica en el mes de noviembre. Son pocos los detalles que ha revelado la Casa Grimaldi sobre su estado, aunque los últimos mensajes son alentadores. Sin embargo, por ahora no se ha confirmado cuándo podrá regresar a Mónaco y, sobre todo, retomar sus obligaciones institucionales.

Ante esta situación, el príncipe Alberto está contando con el apoyo de sus hermanas, las princesas Carolina y Estefanía, así como de sus sobrinos. No obstante, él es el que más pendiente está de sus hijos menores, los príncipes Jacques y Gabriella que, según ellos mismos revelaron en unas pancartas en el Día Nacional de Mónaco, echan mucho de menos a su madre.

Mónaco
Carolina de Mónaco con sus sobrinos. / Gtres

Se sabe que la princesa Charlene mantiene contacto constante con su familia y que incluso ha recibido varias visitas, aunque la realidad es que el príncipe Alberto está ‘solo’ ante el cuidado de los pequeños. Él mismo reveló que en estos momentos no van al colegio, sino que estudian en palacio con un grupo de niños, debido a la pandemia.

A pesar de que el Príncipe trata de pasar el mayor tiempo posible con sus hijos, lo cierto es que sus obligaciones no siempre se lo permiten. No obstante, aprovecha siempre que es posible para estar con ellos, o que incluso le acompañen a algún compromiso oficial. Esto es precisamente lo que ha ocurrido este pasado fin de semana.

Alberto de Mónaco, junto a sus dos hijos / Gtres
Alberto de Mónaco, junto a sus dos hijos. / Gtres

El soberano ha llevado a Jacques y Gabriella a disfrutar de una de sus grandes pasiones. Al igual que recientemente viajó con ellos a los Juegos Olímpicos de invierno y recordó su etapa como deportista olímpico, en este caso el escenario ha sido una competición de fútbol. Un deporte que, al igual que la Fórmula 1, es uno de los preferidos de los Grimaldi, de hecho, el sobrino de Alberto, Louis Ducruet, se dedica profesionalmente a temas relacionados con el fútbol.

Los tres han asistido a un partido entre el Mónaco y el Reims, que acabó ganando por dos goles a uno. Como suele ser habitual en estos casos, el Príncipe no dudó en llevar algunos símbolos del equipo, como una bufanda con la bandera al cuello. Los pequeños, por su parte, llevaron estilismos sencillos: Jacques un plumas azul y Gabriella un abrigo de borreguito blanco.

Charlene de Mónaco y el príncipe Alberto / Gtres
Charlene de Mónaco y el príncipe Alberto en un acto oficial. / Gtres

Durante todo el encuentro, los mellizos se mostraron algo serios, seguramente echando de menos a su madre y a la espera de que regrese a Mónaco. No obstante, el soberano estuvo muy pendiente en todo momento de sus hijos pequeños, a los que ha intentado transmitir su pasión por los deportes.

A la espera de que el Palacio Grimaldi ofrezca algún detalle nuevo sobre la evolución de Charlene, por ahora lo único que se sabe es que la Princesa se acaba de convertir en protagonista de un cómic. Se trata del último volumen de Blitz, en el que la exnadadora aparece yendo al Casino en compañía de un guardaespaldas y conoce a dos niños que le cuentan que están ansiosos por asistir a un torneo de ajedrez.

A pesar de que en las últimas semanas la Princesa ha guardado silencio en sus redes sociales, Charlene ha dado una entrevista al diario Le Parisien, precisamente pronunciándose sobre el cómic.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias