Entrega de llaves

El importante movimiento con el que Tamara Falcó ha iniciado una nueva etapa

Ver vídeo

Es innegable que Tamara Falcó se encuentra en uno de los momentos más felices de su vida. Desde que empezara su relación con Íñigo Onieva durante el pasado mes de septiembre de 2020, la marquesa de Griñón ha protagonizado un sinfín de pasos hacia el frente con su pareja, demostrando que su relación va viento en popa pese a los muchos rumores de crisis que han girado en torno a ellos.

Tamara Falcó en un evento / Gtres
Tamara Falcó en un evento / Gtres

En esta última ocasión, la hija de Isabel Preysler ha acudido a un evento con la constructora de la que será su nuevo nidito de amor con el empresario, Kronos Homes. Un acto de lo más especial en el que la ganadora de MasterChef Celebrity ha hablado largo y tendido sobre qué significa este nuevo hogar para ella, habiendo recibido en ese preciso momento las llaves de su casa: “Mi madre vive aquí al lado en Puerta de Hierro, y vi que Kronos estaba construyendo y me metí en Internet a ver los diferentes pisos. La verdad es que no me imaginaba que iba a poder acceder a uno de ellos, pero gracias a todo mi equipo me han estado yendo muy bien las cosas y tengo la suerte de tener mi propio piso que para mí es todo un logro”, comenzaba explicando, para después deshacerse en elogios con el domicilio de su progenitora: “No se puede comparar con la casa de mi madre que está aquí al lado, pero bueno, es el mío. Estoy súper contenta y la verdad es que es un sueño. Sabíamos que Joaquín hacía unas obras magníficas, y eso siempre es un valor añadido a cualquier cosa que compras. Tenemos la suerte de tener amigos en común y sabía que él siempre busca la excelencia, así que sabía que estaba en buenas manos”, decía, visiblemente emocionada por haber contado con la ayuda de uno de los mejores arquitectos del país.

Tamara Falcó en un evento / Gtres
Tamara Falcó en un evento / Gtres

Por si fuera poco, en esta andadura cuenta con el apoyo de su empresa de cerámica de confianza: “Ahora estoy encantada, estoy súper ilusionada. Porcelanosa ya formaba parte del proyecto, entonces me hace mucha ilusión porque lo encuentro precioso. Tengo la suerte de que el edificio lo ha hecho Joaquín, pero en Valencia está Ricardo Bofill y he tenido ocasión de estar en otros edificios y me he comprado algo que forma parte de una colección, de una pieza casi de arte, y eso es muy importante y un sueño. Tengo la suerte de que me abrieron las puertas y vine a verlo con mi sobrinito y con mi madre, y les encantó. Es un proyectazo y estoy súper feliz de formar parte”, zanjaba, dejando entrever que Isabel Preysler ha dado el visto bueno a este nuevo hogar y que, finalmente, tendrá que ver marchar a su hija para darle así la oportunidad de llevar a cabo una nueva vida con Íñigo Onieva. Y es que, aunque aún no han salido a la luz planes de boda o incluso de paternidad de la pareja, quién sabe si se animarán a realizarlos en un futuro no muy lejano.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias