EN REDES SOCIALES

Sara Sálamo y lo que no había contado de su primer posparto: “me quedé absolutamente calva”

La actriz, que acaba de ser madre por segunda vez, sigue compartiendo realidades de la maternidad de las que habitualmente no se habla y desmitificando todo lo que rodea a la maternidad

Ver vídeo

Sara Sálamo continúa en su empeño de no mostrar solo la parte más bonita y tierna de la maternidad, sino de hacer partícipe al mundo de las consecuencias que un parto y la crianza tienen en el cuerpo de una mujer. Hace unas horas que la actriz ha compartido una ‘storie’ que se hacía eco de la historia de Lea Michele, una de las protagonistas de Glee, que acaba de hablar de la pérdida de pelo en el posparto. Además de hacerse eco y aplaudir que haga público este problema, Sara ha querido añadir su propia experiencia revelando algo de su primer posparto que hasta ahora no se conocía.

Isco Alarcón y Sara Sálamo
Isco Alarcón y Sara Sálamo se conocieron a través de las redes sociales. / Gtres

“Ole por ella. Yo me quedé absolutamente calva. Tanto es así que, en el rodaje de la última película que rodé, tuvieron que taparme algunas calvas con un spray”.  La intérprete ha contado que con su segundo bebé todavía no le ha ocurrido, pero no lo descarta. Además, ha querido tranquilizar a muchas de sus seguidoras explicando que después le ha ido saliendo de nuevo: “Con el segundo todavía no me ha pasado, pero veremos a ver. Dejadme disfrutar todavía del pelazo. Con Theo me pasó al tercer o cuarto mes de postparto. Tranquilas, que vuelve a crecer poco a poco. Y un beso a esas cientos de mamás que me escribís para compartir confidencias maternales”.

Sara Sálamo después de dar a luz./Instagram @sarasalamo
Sara Sálamo después de dar a luz./Instagram @sarasalamo

La actriz acaba de ser madre de su segundo hijo y tal y como hizo con el primero, ha decidido ir mostrando con naturalidad imágenes que distan mucho de los cuerpos perfectos y las sonrisas sin ojeras y descansadas de otras mamás de las redes sociales. De hecho, apenas unos días después de dar a luz al pequeño Piero, Sálamo sorprendió a todos con un llamativo selfie en el que lucía aún un abultado vientre y hojas de verdura debajo del sujetador. “Tres días después de parir sigo con una barriga enorme, hijas de col en el pecho para evitar mastitis (el pequeño Piero pide teta cada 20 minutos de día y de noche) y bragas desechables. Comparto esta realidad con vosotras porque me parece importante utilizar este altavoz sin maquillajes… el posparto es durísimo. No es elegante ni glamuroso. Sangramos, lloramos y nos sentimos superadas. Cuando fui madre primeriza me llevé una enorme sorpresa al descubrir todo esto”.

Hace solo unos días que María Pombo, otra de las ‘vip’ que acaba de ser mamá, también sorprendía a sus seguidores con una imagen en la que, con los ojos llenos de lágrimas, confesaba tener sentimientos encontrados sobre todo lo que estaba viviendo tras la llegada al mundo de su primer hijo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo)

“Primer día en casa superado y hormonas revolucionadas como nunca antes. Lloro de felicidad, de cumplir mi gran sueño de ser madre y que este ratón me haya elegido a mi para serlo. También lloro porque echo de menos sentirle en mi tripa y tengo algo de celos de compartirle antes éramos Él y Yo. Él me protegía de todo lo malo, y yo a él, pero a la vez FELIZ como nunca antes de tenerle entre mis brazos. Lloro porque nuestras citas a ciegas se han acabado y siento que el tiempo pasa muy rápido. Ojalá existiera un botón para pausar momentos porque pausaría este para disfrutarlo el doble si cabe. También porque ya echo de menos estos días en el hospital donde estábamos los tres juntos sin ningún tipo de preocupación, en una auténtica burbuja. 9 meses esperando ese momento y se han pasado en un abrir y cerrar de ojos, y encima en los tiempos que corren los he disfrutado como si fuera una “escapadita” familiar (primera vez que disfruto estando en un hospital). En fin… lágrimas de post parto, de emoción, de nervios, de cansancio, de celos, de miedo y de auténtica FELICIDAD PLENA que no quiero que acabe nunca».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias