Intrahistoria

Rocío Carrasco cuenta la historia de las dos joyas de su madre que no se quita desde hace 15 años

Rocío Carrasco/Telecinco
Rocío Carrasco/Telecinco

Rocío Carrasco se ha convertido en la estrella del especial que Telecinco ha emitido este martes 14 de diciembre. Bajo el nombre El último viaje de Rocío, la cadena ha descubierto el contenido de un contenedor que guardaba algunos trajes icónicos de la chipionera. La hija de La más grande ha estado presente en el plató del programa para hablar como nunca antes lo había hecho de la figura de su madre y la tarde ha deparado muchas sorpresas.

Una de ellas ha sido la intrahistoria de dos de las joyas que luce Carrasco en su brazo y que no se ha quitado desde que Rocío Jurado perdiera la vida el fatídico primero de junio de 2006. Se trata de un anillo y una pulsera. Ella misma ha contado la historia de cada uno de ellos.

Anillo de Rocío Jurado / Mediaset
Anillo de Rocío Jurado / Mediaset

Sobre el anillo que porta en su mano, Rocío Carrasco ha contado que: «Yo llevo este anillo y lleva aquí 15 años. Este anillo significa que ella lo llevaba. Bueno son dos cosas. Ella lo llevaba siempre puesto y yo tuve que quitárselo cuando se la llevaron y yo me lo coloqué aquí, y aquí se ha quedado y aquí se quedará».

Rocío desvela sobre el otro accesorio que «esta pulsera que tiene tres brillantitos que se la regaló mi padre a mi madre cuando yo nací. Los tres brillantes éramos nosotros: mi padre, mi madre y yo. También se la tuve que quitar cuando se la llevaron y desde entonces no me la he quitado».

Joyas de Rocío Carrasco./Telecinco
Joyas de Rocío Carrasco./Telecinco

El relato más desgarrador de Rocío Carrasco

Rocío Carrasco se ha vuelto a abrir en canal una vez más y ha contado cómo vivió los últimos días de vida de su madre. Además, ha explicado que hasta el último momento ella pensó que nunca se produciría el fatal desenlace que terminó con la vida de Rocío Jurado. “Hasta cuatro o cinco días antes de su muerte yo tenía esperanza de que no ocurriera”, ha dicho con los ojos llorosos.

“Yo no fui consciente de que se iba hasta poquitos antes días de que se fuera. Jamás perdí la esperanza. No lo iba a permitir. Para mí era algo impensable. Cuando me decían los médicos de que el 80% era que no iba a sobrevivir yo decía que daba igual porque ella está en el otro 20% y esa era mi cabezonería, pero al final…”, ha recordado Rocío.

Rocío Carrasco en el especial a su madre./Telecinco
Rocío Carrasco en el especial a su madre./Telecinco

Carrasco ha explicado también que lo que más caracterizaba a la artista era su fuerza. «Ella en su fuero mas interno sabía que se iba, pero no quería dar el brazo a torcer no quería mostrar que ella pensaba de esa manera. Ella no tiró la toalla nunca. Jamás», ha dicho Rocío. «Aún siendo consciente de que sabía lo que iba a ocurrir tenía la esperanza de que no pasara. Esos cuatro últimos días fueron de lucha y de ahora se va a poner bien y no va a pasar lo que tenía que pasar», ha revelado la hija de la cantante.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias