Rocío Carrasco

‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’: lo que se contaban en los 11 minutos eliminados

En este fragmento eliminado, Rocío Carrasco contaba un episodio violento vivido en su domicilio días antes del que puso punto final a su relación con su hija

Ver vídeo

Once minutos y treinta y ocho segundos es el tiempo que Rocío Carrasco pedía eliminar del episodio 8 de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Todo para proteger a su hija. Han sido 70 horas de grabaciones en las que la hija de Rocío Jurado ha realizado una auténtica catarsis de sus últimos 20 años de vida durante los que optó por el silencio mientras su vida daba un giro de 180 grados. Después de su intervención en directo el miércoles 21 de abril, Rocío decidía guardar en la intimidad una serie de momentos y de detalles del comportamiento de una Rocío Flores adolescente, así como todo lo acontecido durante un incidente con un cuchillo.

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco decidía hace unos días, eliminar once minutos del documental/Telecinco

Según publica ‘Vanitatis’, extrayendo un párrafo de las alegaciones de la Fiscalía de Menores que hace referencia a este altercado entre madre e hija: «En hora no determinada del día 10 de julio de 2012, encontrándose la menor junto a su madre y hermano en la cocina del domicilio familiar, y como quiera que aquella el recriminó que estaba gesticulando con las manos mientras asía un cuchillo con el que cortaba una pieza de fruta, se inició una disputa entre ambas, en el transcurso de la cual Rocío Carrasco exigió a su hija que le entregara el citado cuchillo, y como quiera que la menor se negó a ello, aquella lo sujetó, momento en que la menor, actuando con ánimo de ocasionar a su madre un perjuicio en su integridad física, propinó un fuerte tirón del mismo, provocando así que aquella se cortase en uno de sus dedos».

Rocío Flores
El incidente con el cuchillo sucedió días antes del de la nectarina, cuando madre e hija se vieron por última vez/Gtres

Esta discusión tuvo lugar días antes del enfrentamiento por la nectarina que marcó el punto y final en la relación de ambas. Al parecer, Rocío Carrasco le quitó hierro al asunto en sede judicial, asegurando que el corte se había producido «de forma fortuita». Pero tiempo después, la lesión fue estudiado por la Fiscalía de Menores como un posible delito de malos tratos de la hija hacia la madre, que hizo que se solicitara a la jueza que Rocío Flores también fuese condenada por este incidente.

Al comienzo del programa, Carlota Corredera explicaba por qué se había decidido omitir estos minutos que, en ‘El programa de Ana Rosa’, la propia Rocío Flores pidió que no se quitaran. «¿Es necesario contar las veces que la cabeza de Rocío fue golpeada contra la pared?¿La descripción detallada de las horas previas a su ingreso en el hospital con múltiples lesiones? Nosotros no y ella tampoco», afirmaba la presentadora gallega.

Carlota Corredera
Carlota Corredera invitó a Rocío Flores a ver las imágenes eliminadas en la intimidad/Telecinco

También respondía a la joven al reafirmar el testimonio no solo de Rocío Carrasco, sino de las diferentes expertas en violencia de género que han estado en el plató analizando la situación y han corroborado que la nieta mayor de la intérprete de ‘Como una ola’, estaba dirigida por Antonio David Flores: «Hay un brevísimo momento en el episodio en el que se entiende que Rocío Flores se da cuenta de que su padre la está manipulando. Curiosamente es el único momento en el que su madre se atreve a enseñarle un correo que lo prueba».

Y lanzaba una invitación a la joven: «Me dirijo a ti, Rocío Flores: Si quieres ver los fragmentos eliminados, nos tienes a tu disposición para mostrártelos en la más absoluta intimidad».

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias