GRANDES CAMBIOS

‘La que se avecina’ vuelve a la pantalla con dos grandes ausencias y una polémica caracterización

Miren Ibarguren en 'La que se avecina' / Telecinco
Miren Ibarguren en 'La que se avecina' / Telecinco

Después de muchas semanas de espera, fue el pasado 18 de noviembre de 2022 cuando se estrenó una nueva temporada de La que se avecina, concretamente la décimo tercera, en Amazon Prime Video. Una grabación que llenaba de ilusión a los seguidores más fieles de la serie, y que ha estado rodeada de polémica tanto por algunas grandes ausencias como por los cambios físicos de algunos de los protagonistas.

Miren Ibarguren en 'La que se avecina' / Telecinco
Miren Ibarguren en ‘La que se avecina’ / Telecinco

Si bien ya estaba clara la idea de que José Luis Gil y Cristina Medina no aparecerían en los nuevos episodios de la emblemática serie de la urbanización Mirador de Montepinar, ahora todas las miradas se han posado sobre una de sus compañeras de reparto. Esta no es otra que Miren Ibarguren, encargada de dar vida a Yolanda Morcillo en la ficción. Lo que nadie podía llegar a imaginar es que la actriz sería sometida a una ardua labor de caracterización con múltiples prótesis faciales y un traje para dejar entrever que su personaje había sufrido un considerable aumento de peso después de dejar de fumar, algo que no parece haber gustado del todo a la audiencia.

Miren Ibarguren en 'La que se avecina' / Telecinco
Miren Ibarguren en ‘La que se avecina’ / Telecinco

En cuestión de días, muchos han sido los comentarios que se han podido ver dentro del universo 2.0 y que tachan a La que se avecina de ser una serie cargada de “gordofobia”, ya que se cree que sus directores habrían intentado hacer del sobrepeso un tema un tanto humorístico, pudiendo llegar a herir la sensibilidad de una gran parte de los espectadores que podrían estar experimentando problemas de salud por tener algunos kilos de más. Y es que, en algunas escenas puede verse cómo algunos allegados a Yolanda dentro de la grabación llegan a ponerle un candado en la nevera, además de obligarla a mirarse en el espejo y llamarla gorda en un sinfín de variantes de la palabra.

Sea como fuere, estos comentarios no parecen molestar en absoluto a la intérprete guipuzcoana, que sin reparo alguno, ha compartido todo el proceso de caracterización a través de su cuenta de Instagram y dejando entrever que ha sido un esfuerzo muy grande por parte de todo el equipo de maquillaje y vestuario para hacer que incluso algunas personas se lleguen a plantear si se trata de Miren o de otra actriz suplente. Y es que, este giro en la trama de Yolanda Morcillo habría tenido lugar a raíz de su embarazo en la vida real, razón por la que en La que se avecina habrían intentado ocultar el avanzado estado de gestación de su compañera para crear una trama muy diferente en torno a ella, sin necesidad de hacer creer también en la ficción que está esperando un bebé.

Será en los próximos meses cuando Ibanguren dé a luz a su hijo con Alberto Caballero, uno de los creadores de la serie, siendo este su segundo vástago en común. Así que, por el momento, todo apunta a que la audiencia tendrá que acostumbrarse a ver a Miren con este ficticio peso añadido.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias