VOLCADA EN SU FAMILIA

Paloma Cuevas hace un alto en el camino para darse un capricho

Casi un año después de anunciar su separación, Paloma Cuevas sigue volcada en su familia

Ver vídeo

A punto de cumplirse un año desde que Paloma Cuevas y Enrique Ponce anunciaran su separación, las cosas entre ellos parece que siguen igual: aún no se ha firmado el divorcio, sus hijas siguen siendo su motor y mientras que Paloma sigue centrada en sus padres y en las niñas, el diestro valenciano continúa su relación con Ana Soria. Inmersa en la preparación del evento que supondrá el reencuentro de toda la familia, la Primera Comunión de la pequeña Bianca, Paloma ha disfrutado de unos días de descanso con sus hijas fuera de Madrid.

Paloma Cuevas
Paloma y su hija pequeña, en un alto en el camino de regreso a Madrid tras disfrutar de un fin de semana en el campo/Gtres

A su regreso a la capital, la empresaria cordobesa decidió hacer una parada en una gasolinera para que su hija pequeña pudiera merendar. Momento que ella también aprovechó para reponer fuerzas disfrutando de un capricho. Eso sí, concienciada con la situación y cuidadosa, Paloma desinfectó escrupulosamente los envases adquiridos antes de abrirlos. Tan discreta como siempre, durante este alto en el camino, la exmujer de Ponce se deshizo en mimos con Bianca.

Paloma Cuevas
Paloma aprovechó para reponer fuerzas/Gtres

Sus hijas, así como sus padres, su hermana y sus amigos, han sido su mejor sustento para sobrellevar el varapalo que supuso su ruptura matrimonial después de más de veinte años de relación. Fueron muchos los mensajes que llegaron a su perfil de Instagram mostrándole su apoyo y su cariño en un momento tan doloroso para ella.

Poco a poco con el paso de los meses, Paloma ha sabido sobrellevar su situación, y así el pasado fin de semana compartía con sus seguidores cómo había disfrutado de una escapada a su Córdoba querida, donde visitó la ruta de los famosos patios en compañía de sus amigas, Naty Abascal y Margarita Vargas.


En el post agradece al Ayuntamiento de la ciudad andaluza, y a Isabel Albás, Primera Teniente de Alcalde y Delegada de Turismo, Igualdad, Participación Ciudadana y Solidaridad del Consistorio cordobés, por sus atenciones durante la ruta turística.

Un divorcio que no llega

Según publicó LOOK en exclusiva el pasado mes de diciembre, la ruptura entre Enrique Ponce y Paloma había sido de mutuo acuerdo. Compartían abogado y a finales de verano redactaron y firmaron un preacuerdo. Pero al poner sobre la mesa el convenio consensuado con una serie de cláusulas necesarias para la organización familiar en lo referente a sus hijas, Paloma es la única que lo firma.

En ese acuerdo se deja por escrito que será la madre quien tenga la custodia de las niñas, que seguirá viviendo en el domicilio conyugal con el correspondiente régimen de visitas del padre así como la pensión alimenticia. Dejando la disolución de la sociedad de gananciales para más adelante.

Enrique Ponce
El torero aún no ha firmado el divorcio/Gtres

Hace tres semanas la revista ‘Semana’ publicaba que Paloma Cuevas había dejado de aparecer como apoderada en CPM Building, una sociedad que administra los alquileres de diferentes negocios, aunque fuentes cercanas a la exmujer del torero aseguraban a ‘Vanitatis’ que Cuevas apenas gestionaba nada de esta empresa.

De momento el diestro de Chiva sigue sin firmar. Está inmerso en la temporada taurina y continúa feliz junto a Ana Soria con quien convive en un impresionante ático en Almería, ciudad natal de la joven.

 

 

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias