Todos los detalles

El antes y el después de la operación de pecho de María Pombo

María Pombo en un photocall / Gtres
María Pombo en un photocall / Gtres

El mes de enero siempre resulta ser ese pequeño “empujón” que necesitamos para dar comienzo a algunos planes que habíamos estado posponiendo en los últimos meses. Esto es lo que precisamente le ha ocurrido a María Pombo. Tras haber pasado “todos los días de su vida” pensando en reducir 1 ó 2 tallas el tamaño de su pecho, la influencer finalmente ha dado un paso al frente y ha decidido cumplir ese deseo con el fin de priorizar su comodidad por encima de todo.

María Pombo con el pecho vendado / Instagram
María Pombo con el pecho vendado / Instagram

Así lo contaba ella misma a través de sus redes sociales, las cuales durante años han sido su blog más personal y donde la menor de las hermanas Pombo ha podido sincerarse al máximo con sus más de 2 millones de seguidores al relatar a través de stories su día a día: “Todo superbien, gracias por preguntar. La reducción de pecho tan deseada por fin ha ocurrido esta mañana. Os contaré todo pronto, que hoy me cuesta abrir los ojos del sueño y estoy algo incómoda”, explicaba ayer mismo mientras posaba en una imagen frente a un espejo para enseñar los vendajes que cubrían su pecho tras la intervención.

María Pombo / Instagram
María Pombo / Instagram

Una vez se asentó en su hogar y se relajó, María tuvo oportunidad de grabarse para Instagram con el fin de relatar con todo lujo de detalles cómo había salido la operación y cómo se encontraba en ese mismo momento: “Parece que tengo más pecho de con el que me fui, pero me han dicho que es completamente normal que esté inflamado y que de aquí a tres semanas veré la luz al final del túnel y de aquí a seis meses ya veré el resultado definitivo”, confesaba frente a la cámara. Y es que pese a que ella misma ha afirmado que “tener pecho a veces es muy bonito”, los efectos negativos han pesado aún más sobre Pombo desde su embarazo: “Aparte de que me creciera, se me vació y había menos músculo y más piel por lo que era más peso que tiene que soportar mi cuello y más dolor de cabeza”. Por si fuera poco, la creadora de contenido adjuntó pruebas de estas molestias al compartir una instantánea cuando estaba en pleno periodo de gestación de Martín: “Mi hermana Lu me recuerda que hubo un momento de mi vida en el que fui copa F (estaba embarazada de 8 meses)”, escribía la joven sobre una imagen con la que deja entrever que esta intervención quirúrgica ha estado marcada por comodidad.

María Pombo con el pecho vendado / Instagram
María Pombo con el pecho vendado / Instagram

A través de su cuenta de Instagram, la influencer también ha explicado que había elegido el mes de enero para pasar por quirófano ya que es una época de menos trabajo con respecto a las anteriores, lo que le permite reposar con mayor facilidad. No cabe duda de que le esperan semanas de máximo reposo hasta que llegue el ansiado verano, aunque teniendo en cuenta que la idea de la operación llevaba muchos años rondando en su cabeza, María afrontará esta etapa con la máxima felicidad para terminar sintiéndose mucho mejor consigo misma.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias