Sigue la tempestad

Jorge Javier desvela el peor gesto de Isabel Pantoja con Irene Rosales y así responde la protagonista

El presentador de 'Sálvame' echa más sal a la herida al desvelar un feo detalle que tuvo la tonadillera cuando murió la madre de Irene Rosales.

  • LOOK

Anda el mundo del corazón revolucionado con el tsunami generado por la guerra fría entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Y no es para menos ya que conforme pasan los días aparecen nuevos detalles que no hacen más que agravar el conflicto entre madre e hijo. El último tiene que ver con Irene Rosales y lo sacó a relucir Jorge Javier Vázquez en ‘Sálvame’. El presentador tiene una información muy comprometida que puede herir -mas si cabe- al hijo de la tonadillera; un detalle muy feo que tuvo con su mujer.

Era el pasado 6 de febrero cuando Irene Rosales perdió a su madre, Mayte Vázquez. Un golpe durísimo que le dio la vida cuando menos lo esperaba. Kiko Rivera y el resto de seres queridos estuvieron arropándola en el tanatorio. Hasta allí también se desplazó Isabel Pantoja. Su presencia para arropar a su nuera parecía normal, pero con el paso del tiempo hemos ido conociendo una truculenta intrahistoria. Primero se ha deslizado que fue Kiko el que tuvo que llamar a su madre para rogarla que se personara allí porque todo el mundo había acudido. Primer gesto feo.

Ahora, Jorge Javier Vázquez echa más leña al fuego al aportar una nueva información de aquel día. Una información que es posible que suponga un acicate más en el enfado de Kiko con su madre y que podría hacer saltar por los aires cualquier mínima posibilidad de reconciliación: «Isabel Pantoja quería enviar una corona de flores y pretendía cargarle la cuenta a Mediaset. Pidió también un coche a la cadena para que la llevasen desde Cantora al cementerio y luego no apareció. Después de que estaba todo organizado no apareció». Bombazo. La tonadillera buscaba incluir este gasto dentro de su jugoso contrato con el grupo de comunicación de Vasile.

Los medios de comunicación se han encargado de preguntarle directamente a Irene Rosales por este feo detalle de su suegra. Tal y como era de esperar, la mujer de Kiko Rivera no ha querido entrar a valorar nada referente a esta historia. Agradece a los reporteros la preocupación pero prefiere mantener su silencio, al menos hasta este fin de semana. Hay que recordar que la sevillana trabaja para ‘Viva la Vida’ y si tiene que decir algo en esta desagradable historia, lo hará en su programa.

Isabel Pantoja, entre la espada y la pared

Las últimas informaciones apuntadas por los profesionales de la comunicación están arrinconando a la intérprete de ‘Así fue’. Hace unas horas, Sandra Aladro contaba en Telecinco cómo la Pantoja consiguió ser propietaria de la finca Cantora tras la muerte de Paquirri, sin cumplir la voluntad de su difunto marido: Isabel Pantoja encontró la manera legal de convertirse en propietaria de uno de sus bienes aunque ella no fuera la heredera legítima. ¿Cómo lo hizo? Canjeando el usufructo por la propiedad de la mitad de la finca Cantora con la aprobación de todas las partes. «Pantoja da un plazo de tres años tras la muerte de Paco para que se pongan de acuerdo las partes con el testamento y durante estos años Isabel se niega a llegar a un acuerdo, lo dilata y se pierde muchísimo dinero con esa demora. Cuando se cumplen los tres años Isabel consigue algo que la ley ampara, pero que no estaba previsto en la voluntad de Paquirri. Pantoja conmuta su usufructo por un bien y consigue que las partes estén de acuerdo en valorar cuanto vale esa parte del usufructo. Esto se valora en 34 millones de pesetas para así conmutarlo por la mitad de Cantora, explicó la periodista.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias