DECLARACIONES TRAS SU MARCHA DE TELEVISIÓN

Irene Rosales sincera como nunca sobre su decepción con Isabel Pantoja: «quería ver en ella la protección de una madre»

Ver vídeo

Hace apenas unos días, Irene Rosales sorprendía en el que hasta ahora había sido el programa en el que colaboraba anunciando su retirada de la televisión. Visiblemente emocionada, la colaboradora de ‘Viva la vida’, revelaba a Emma García que estaba baja de ánimo y que necesitaba tomarse un descanso: “he decidido que me voy a apartar de la televisión, no estoy bien”, sentenciaba. Después de unos meses complicados en los que su familia ha estado en el punto de mira de las críticas a lo que se suman las duras pérdidas tanto de su madre como de su padre, Irene ha preferido hacer un alto: «estoy de bajón por un cúmulo de cosas. No he parado desde hace más de un año, por lo de mis padres, después el conflicto de Kiko… he querido llevarlo todo adelante, pero llega un momento que no puedo más” aseguraba. Ahora, la joven responde en una extensa entrevista en la revista Lecturas sobre algunos de los temas que la han llevado a tomar esta decisión.

La mujer de Kiko Rivera anunciaba hace unos días que dejaba la televisión /Telecinco

Irene mantiene que en estos momentos se encuentra bien y tranquila: “estoy bien, he dejado la televisión no por el trabajo, sino por el tema de Kiko con su madre”. La colaboradora asegura que estaba agobiada de tener que estar dando explicaciones cada fin de semana porque además es un tema que les concierne a ellos, no en el que tenga que meterse, aunque recalca que siempre va a defender a su marido: “estamos en un momento muy bueno”, mantiene ante los numerosos rumores que han surgido en los últimos meses sobre el matrimonio.

Una de las cuestiones que más ampollas ha levantado es la situación económica de la pareja. El pasado año, Kiko Rivera recibía un subsidio de 700 euros, pero ahora afirma tener un millón y medio: “en ese momento solo tenía el subsidio y mis ingresos de las redes sociales, pero ahora Kiko ha podido ganar dinero, reformar su loft y alquilarlo”, confirma Irene. De hecho, según ella misma asegura, ha llegado a un acuerdo para saldar su deuda con el presidente de la comunidad en la que se ubica el inmueble.

Kiko Rivera e Irene Rosales
Kiko Rivera e Irene Rosales en una imagen de archivo/Gtres

Desde hace algunos días hay una fuerte polémica por el reciente vehículo que ha adquirido la pareja y aunque entiende las críticas porque hace un año estaban mal económicamente, le parece excesivo: “el coche nos hacía falta, no es un capricho, y sé que voy a poder pagarlo”, asegura.

Una de las cosas que más molesta a Irene es que la pongan en el punto de mira sobre el enfrentamiento entre madre e hijo. “Me ha molestado mucho que digan que manejo a Kiko”, asegura, pero prefiere mantenerse al margen:  “he querido que la relación entre mis hijas y la madre de Kiko continúe. Por mi marido, estoy dolida, porque todo esto salió cuando Kiko se enfadó más de la cuenta porque se supo que ella había empezado a hablar mal de mí a los colaboradores. ”

Si hay algo que Irene siempre ha hecho ha sido apoyar a Kiko Rivera: “Me da mucha rabia cuando dicen que empecé con él por dinero. Nuestro noviazgo empezó en su peor época, las hemos pasados canutas. He tenido mil motivos para dejar a Kiko y no lo he hecho jamás”.

La colaboradora reconoce que en estos momentos está dolida: “Isabel y yo hemos tenido muy buena relación. La quiero y la he querido muchísimo, pero me ha dolido que haya dicho esas cosas de mí en el peor momento de mi vida. Quería ver en ella la protección de una madre. Necesitaba los consejos que te puede dar algún tipo de madre o similar. Creía que esa relación iba a seguir. Ella se habrá sentido defraudada, no querrá saber de mí”.

Irene Rosales y Kiko Rivera/Gtres
Irene Rosales ha sido un gran apoyo para Kiko Rivera / Gtres

Irene ha revelado que en una ocasión Anabel Pantoja hizo de intermediaria y metió a Isabel en una videollamada, después de la cual ella le dijo que llamara a sus nietas siempre que quisiera: “para mis hijas es una alegría hablar con su abuela y a ella hablar con sus nietas le va a dar vida”.

A día de hoy, la colaboradora ve muy remota la posibilidad de una reconciliación entre madre e hijo. Irene se considera más fuerte que Kiko. “El tema de su madre le ha costado mucho, el enfado es su manera de expresar lo que siente. Se ha llevado un engaño muy grande”. Irene Rosales reconoce que le da mucha pena todo lo que ha ocurrido: “quien me da más pena es mi marido, que se siente engañado y está sufriendo. Tiene derecho a saber y yo le apoyo”.

Sobre el tema de las infidelidades de Kiko, Irene se muestra tajante: “si perdono, olvido, si no, estaría viviendo un infierno”, asegura. Eso sí, no está dispuesta a pasar una más. Irene Rosales considera que no tuvo nada que ver con el problema de adicciones de Kiko: “nunca lo voy a achacar al problema que ha tenido”. Una cuestión que ha generado muchas especulaciones ya que el riesgo de recaída existe: “cuando te recuperas, puedes hacer tu vida con normalidad, pero hay que estar alerta. No he hablado con Kiko de adicciones desde hace mucho tiempo”, sentencia. Irene se muestra tajante a este respecto: “he depositado toda mi confianza en él y no puedo estar vigilándolo siempre”. Lo que tiene claro es que, si se produjera una recaída, estaría ahí para apoyarle, a pesar de las dificultades que ha supuesto: “no me he sentido sola, pero sí saturada. Fue algo duro que no sabía si estaba haciendo mal o no”. La joven asegura que no se sintió suficientemente apoyada por Isabel Pantoja en ese momento: “solo el hecho de poder tener conversaciones me daba la vida y es algo que me faltaba. Kiko también habrá echado en falta a su madre, aunque no lo llegara a expresar”.

Irene Rosales/Gtres
Los últimos meses han sido muy duros para Irene / Gtres

Al margen de la polémica con su madre, Kiko Rivera tiene varios frentes abiertos con su hermana y con su prima, Anabel Pantoja. En lo que respecta a Isa Pantoja, Irene asegura que “han tenido conversaciones que deberían haber tenido antes”, mientras que con Anabel se muestra algo más crítica. “Anabel actuó mal, pero siempre ha estado ahí, no puedo tener queja de ella”. Aún así, asegura que le ha dado mucha pena ser testigo de este enfrentamiento, ya que Kiko ha sufrido mucho y espera que las aguas vuelvan a su cauce: “creo que las cosas se van a solucionar”.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias