Tras los pasos de la marquesa

Esther Doña calca los pasos de Tamara Falcó en busca del éxito profesional

La viuda del marqués de Griñón está dando un giro a su camino profesional y a su figura pública junto a la que era representante de Tamara Falcó. Descubrimos el modo con el que lo está haciendo.

Ver vídeo

Una nueva Esther Doña asoma por el horizonte más cercano. Cuando está a punto de cumplirse un año de la muerte de Carlos Falcó, su viuda se ha propuesto dar un cambio de rumbo a su faceta como personaje público. Esto pasa por una reconversión profesional para la que ha contado con los servicios de alguien que fue muy importante en la vida de Tamara Falcó, hija del marqués de Griñón y actual poseedora del título nobiliario. Y no es el único paralelismo entre ellas. Descubrimos a la nueva Esther, presentada por ella misma.

«Quiero compartir mi ilusión de comenzar nuevos retos profesionales. ✨ Paso a paso, poco a poco, rompiendo estereotipos pero sin renunciar a mi personalidad ni a mi estilo propio, comienza un nuevo capítulo en mi vida, me acompañáis?». Este es el mensaje con el que la modelo ha acompañado a la imagen que anuncia su cambio de registro. Esther Doña está probando suerte como influencer y ha querido debutar haciendo un posado vestida con ropa de Pedro del Hierro. No resulta baladí que se haya aliado con esta firma española ya que se trata de unas las marcas favoritas de Tamara Falcó. Primer paralelismo con la hija de Isabel Preysler, quien también ha demostrado en varias ocasiones su gusto por los diseños de dicha casa de moda.

La segunda casualidad entre las dos féminas nos lleva hasta la persona que conduce sus carreras. Esther Doña ha contratado los servicios de Luisa Mata, representante de celebrities, además de amiga del alma de Tamara Falcó. Durante mucho tiempo ella fue la encargada de convertirla en la socialité que es hoy en día por lo que sería de justicia atribuirle parte de su éxito actual. Su buena relación se plasmó cuando Luisa fue una de las participantes de ‘We Love Tamara’, el reality personal de la hermana de Ana Boyer. Pero tal y como sucede en todos los ámbitos de la vida, algo se torció y en el año 2016 se conoció que Tamara se desvinculaba de su mánager. Durante un tiempo sería ella misma la responsable de gestionar su imagen y los contratos publicitarios, hasta que delegó estas funciones en la figura de la conocida Susana Uribarri.

Resulta especialmente llamativo que, a punto de cumplirse el primer aniversario del fallecimiento de Carlos Falcó, Esther Doña deposite su confianza plena y la gestión de su imagen pública en quien construyó la de Tamara Falcó. Esto, unido a que las Presyler son madrinas de excepción de ‘PDH’ da que pensar que la primera está siguiendo los pasos de la segunda como si de una fórmula para alcanzar el éxito se tratase.

Esther Doña y Tamara Falco, tan cerca pero tan lejos

Estos paralelismos no serían sorprendentes en el seno de una familia bien avenida, pero hay que recordar que Doña ha contado públicamente que Tamara ni siquiera le dio el pésame por la muerte de Carlos, que si bien es cierto que era su padre, también era marido de Esther. «Estoy sola», se quejaba quien fuera pareja del marqués, seis meses después de la muerte de su esposo. A lo que añadía: «A él esto no le gustaría para nada, pero sí podía suponer que sus hijos me dieran la espalda, por eso les pidió a mis amigos que me protegieran y que no me dejaran sola». Más leña al fuego.

Uno de los motivos por los que podrían haber nacido las tiranteces entre la una y la otra era el marquesado de Griñón. Desde que murió Carlos Falcó hasta hace poco, Esther Doña ha ostentado en su perfil de Instagram el título de ‘marquesa viuda de Griñón’. Este se trata de un reconocimiento únicamente de carácter social que puede seguir utilizando siempre que la persona que haya heredado el marquesado -Tamara Falcó- se lo permita. No hay confirmación oficial de que haya sido así pero de lo que sí que la hay es de que Esther lo ha eliminado ya de su biografía. De este modo, deja entrever que quizás la hija de su marido no estaba en absoluto de acuerdo con su uso, pero que ha tenido que esperar a ser reconocida legalmente por el Rey como Marquesa de Griñón, algo que confirmó la pasada semana la colaboradora de ‘El Hormiguero 3.0’ en el programa.

¿Tamara 1-0 Esther?  Sea como fuere, la marquesa viuda se ha despojado de su condición y ha decidido virar su imagen para transformarse en una mujer que «mira al futuro con ilusión, serenidad y esperanza», tal y como reza su cuenta oficial de Instagram. Y lo hace en solitario, con el corazón tranquilo. Se la ha visto en compañía de algún que otro hombre, el último el joyero Moisés Chocrón, junto a quien compartió recientemente una jornada de ‘shopping’ en la Milla de Oro madrileña, pero en ningún caso se puede hablar de pareja.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias