Muy risueña

Concha Velasco revela uno de sus secretos más ocultos

Concha Velasco/Gtres
Concha Velasco/Gtres

Han pasado unos meses desde que Concha Velasco se subiera por última vez a un escenario en calidad de actriz. Lo hizo en el mes de septiembre en el Teatro Bretón de Lorgroño, donde reside parte de su familia. La habitación de María, fue su última gran función sobre las tablas que tantas y tantas alegrías le han dado a lo largo de toda su carrera dentro del séptimo arte. De esta manera, la eterna ‘chica yeyé’ ponía un agridulce punto final a su gran pasión desde que era una niña: el teatro. No suele conceder entrevistas, pues prefiere disfrutar de la vida en un segundo plano y junto a los suyos, pero este lunes 20 de diciembre a escasos días de celebrar la Navidad, la intérprete ha reaparecido en Onda Cero para hablar con Julia Otero sobre su nuevo proyecto que tiene que ver con el cine.

Julia Otero en un 'photocall'./Gtres
Julia Otero en un ‘photocall’./Gtres

Concha Velasco dobla a Nana, una tierna ovejita en la segunda parte de la película Cantados, donde también participan otros actores de doblaje como Miguel Ángel Muñoz o Ana Milán, entre otros. «A ver si no voy a llegar dije en la primera entreta», ha dicho Velasco con mucho humor, tónica que ha estado presente durante toda la charla con la periodista.

No solo ha hablado sobre este trabajo, sino que la veterana actriz ha mostrado uno de sus «miedos». Con total naturalidad, Concha ha dicho que no quiere que el público la recuerde con un aspecto «deteriorado». «Me cuesta mucho andar», ha dicho la intérprete. Es necesario mencionar que, Concha Velasco tuvo un «accidente» y se rompió la cadera y un brazo, poco antes de que se desatara la pandemia. «Hoy no he tenido un buen día», ha recalcado.

Concha Velasco, posando./Gtres
Concha Velasco, posando./Gtres

Además, durante la entrevista, la intérprete de Préstame quince días, ha dado a conocer que con el teatro «he ganado mucho dinero, pero luego me lo he gastado», ha dicho muy sincera. «Todo lo he hecho muy bien tengo muchos premios. Cuando veo las voces que pongo con los personajes pienso que soy buena actriz», ha reflexionado.

Concha Velasco, en un acto en el teatro./Gtres
Concha Velasco, en un acto en el teatro./Gtres

Minutos antes de dar por finalizado este encuentro radiofónico con el que Concha Velasco se ha sentido cómoda y se ha mostrado de lo más risueña, ha querido puntualizar que el día que ella no esté quiere que la gente la recuerde como una “buena madre y buena persona”. “Quiero que me entierren con mis padres y después ya mis hijos que hagan lo que quieran conmigo”, ha terminado diciendo con mucho humor.

La ganadora de 3 premios Goya, entre otros reconocimientos en el mundo de la interpretación se encuentra en una nueva etapa de su vida, alejada del foco mediático y disfrutando de los suyos. Cuando se tuvo que despedir en su última aparición teatral se emocionó especialmente cuando recibió una condecoración de manos del productor Jesús Cimarro y un gran ramo de flores blancas que le entregaba su hijo Manuel. Momento con el que cerraba uno de los episodios más importantes de toda su vida profesional.

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias