AMOR A PRUEBA DE TODO

Carla Bruni, el mejor apoyo para Sarkozy en su momento más difícil

La italiana ha sido el mejor apoyo para el exmandatario en plena batalla judicial que ha terminado con una condena a tres años.

Ver vídeo

En las alegrías y en las penas. Carla Bruni no se ha separado de su marido, Nicolás Sarkozy en uno de los momentos más complicados a los que se ha enfrentado el expresidente de Frencia. La que fuera primera dama de la República ha dado una lección de elegancia, sofisticación y sobre todo, de entereza a lo largo de todas las audiencias a las que ha tenido que asistir el político hasta que el pasado lunes se confirmara el veredicto que la pareja nunca quiso escuchar: un año de cárcel firme y dos años con remisión de pena cuyo cumplimiento podrá sustituirse por un brazalete electrónico, que Sarkozy deberá usar en todo momento.

Carla Bruni
Carla Bruni no se ha separado del lado de su marido / Gtres

Sarkozy ha sido condenado por una serie de escuchas telefónicas entre él y su abogado, Thierry Herzog. Las conversaciones fueron descubiertas durante  otra investigación abierta contra el expresidente por supuesta financiación irregular de campaña. Sarkozy negó estas acusaciones y alegó haber sido víctima de una «caza de brujas». Sin embargo, la jueza a cargo del caso Christine Mée ha señalado en su veredicto que «eran perfectamente conscientes del carácter fraudulento de sus acciones». Por otra parte, la Fiscalía Nacional Financiera ha estimado que hubo un «pacto de corrupción» entre los tres imputados. Sarkozy tiene El político cuenta diez días para recurrir al fallo.

Sarkozy
Nicolás Sarkozy ha sido condenado a tres años de prisión / Gtres

Desde que comenzaron los procesos judiciales al expresidente, el apoyo de Bruni ha sido una constante. El pasado invierno, una periodista le preguntaba si no le afectaba todo lo que estaba ocurriendo en torno a Sarkozy y ella no dudaba en contestar: “es mi chico y estoy tan enamorada como el primer día. Ahora está boxeando en un ring judicial. Y yo estoy a su lado. Animándolo, dándole mi cariño, cuidando sus heridas”, aseguraba la exmodelo y cantante. Un apoyo que no ha dudado en mostrar a través de las redes sociales, con mensajes como: “estoy orgullosa de ti, amor mío. Admiro tu entereza. Admiro tu comportamiento, de pie, solo, contra todos, ante los torrentes de lodo”.

Ella misma ha denunciado públicamente su desacuerdo con el veredicto: «qué insana implacabilidad mi amor…. la lucha continúa, la verdad saldrá a la luz», ha escrito junto a una imagen de la pareja a punto de besarse.

El pasado mes de febrero el matrimonio celebró su decimotercer aniversario. Se casaron en 2008 y apenas tres años después nació su única hija, Giulia.  La pareja se conoció en una cena poco después de que el mandatario se separase de su entonces esposa, Cecilia, y tal como la propia Carla ha comentado en alguna ocasión, su romance fue un auténtico flechazo.

Ahora tienen por delante unos complicados momentos que pondrán a prueba a la pareja que, a tenor de las constantes muestras de cariño que se han dedicado, es más que probable que salga aún más fortalecida. No obstante, el exmandatario Nicolás Sarkozy no irá a la cárcel de manera inmediata, sino que la presidenta del Tribunal, ha aceptado que lleve un brazalete electrónico, que permita su localización de manera permanente. De esta manera, podrá cumplir su condena desde un arresto domiciliario, aunque está previsto que recurra la sentencia y que tenga que celebrarse un nuevo juicio.

Es la segunda vez en una década que la justicia francesa condena a un exjefe de Estado con pena de cárcel. Jacques Chirac fue condenado por malversación en 2011 a dos años de prisión, pero dada la pena, no tuvo que ingresar en la cárcel.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias