Recuerdos divertidos

Anabel Pantoja dice adiós a ‘Sálvame’: Estos han sido sus cuatro mejores momentos en el plató

Anabel Pantoja en un photocall / Gtres
Anabel Pantoja en un photocall / Gtres

Cuando una puerta se cierra es porque se abre otra, y si no, que se lo digan a Anabel Pantoja. La sobrina de la tonadillera ha decidido decir “adiós” a uno de los capítulos más destacados de su vida abandonando Sálvame de manera temporal. Así lo confirmaba ella misma a través de una llamada en directo al que fuera su programa, despejando las dudas a sus compañeros de manera tajante: “No me voy a poner ningún retorno”. Unas palabras con las que, por si fuera poco, la prima de Kiko Rivera se negaba a hablar con Carlota Corredera.

La continua presión mediática y la particular guerra sin fin en el clan Pantoja han sido dos grandes factores por los que la prima de Isa Pi ha dejado la televisión, aunque no descarta volver en un futuro. Pero lo cierto es que ahora está plenamente volcada en una nueva etapa con las redes sociales como principal fuente de ingresos. Con más de un millón y medio de seguidores, Anabel se ha convertido en toda una influencer llevando por bandera un mensaje cargado de optimismo y de espontaneidad para fans que ya ven en ella un ejemplo a seguir.

Con el nuevo reto de ir superándose a sí misma, la de Sevilla se ha despedido del programa en el que llevaba colaborando desde hacía seis años. Aunque en un primer momento su aparición en Sálvame fue bastante discreta, la sobrinísima ha conseguido hacerse un hueco en el espacio de La Fábrica de la Tele, llegando a ser una de las colaboradoras más populares del elenco. Gracias a su simpatía y a su naturalidad, la esposa de Omar Sánchez se ha colado en los corazones de la audiencia dejándonos momentazos que ya han pasado a formar parte de la historia de la cadena. Te los contamos a continuación.

Anabel se atreve con el inglés

Anabel siempre ha estado dispuesta a hacer todo lo que la cúpula de su programa le ordenara. Tanto es así, que no dudó en protagonizar desde el plató de Sálvame una de las famosas pruebas de Secret Story, basada en llamar a un país del extranjero para que repita una frase. Pese a no tener mucha idea de inglés, la colaboradora se lanzó a la piscina en este reto y logró entenderse a la perfección con el destinatario de la llamada.

Anabel Pantoja y Carlota Corredera / Telecinco
Anabel Pantoja y Carlota Corredera / Telecinco

Llegada a “la casa del terror”

La prima de Kiko Rivera ha mostrado en un sinfín de ocasiones su gran temor a los parques de atracciones. Un problema que Cristina Soria decidió abarcar haciendo que Anabel se enfrentara a sus miedos al llevarla al Parque de Atracciones de Madrid con el fin de que viviera en primera persona el pasaje con un antifaz, aunque sin actores. Un momento que Pantoja vivió con mucha tensión y logró superar, aunque con alguna que otra queja.

Anabel Pantoja y Cristina Soria / Telecinco
Anabel Pantoja y Cristina Soria / Telecinco

Sálvame Okupa en estado puro

Desde Sálvame intentaron recrear un programa similar a Secret Story con la presencia de sus colaboradores. Un experimento que fue un gran éxito gracias a la participación de personajes como Anabel Pantoja. La influencer fue protagonista de una gran cantidad de momentazos, aunque sin duda uno destacó sobre el resto. Con vaso en mano y ataviada con una bata, la sevillana se puso frente a la cámara para interpretar Salta la rana de María del Monte.

Anabel Pantoja en 'Sálvame Okupa' / Telecinco
Anabel Pantoja en ‘Sálvame Okupa’ / Telecinco

Un gasto inesperado

Otro de los grandes momentos televisivos que Anabel Pantoja guarda en su retina es el que protagonizó cuando su primo concursaba en Gran Hermano VIP. Totalmente volcada con la participación de Kiko en el reality, la sobrina de la tonadillera aseguró estar enviando 250 votos por la tarde y 250 votos por la noche día tras día para que el DJ se salvara de una nominación. Lo que no sabía es el coste de cada uno de esos mensajes, un dato que Kiko Hernández le facilitó, asegurando que la colaboradora estaría gastándose una media de 500 euros diarios para la salvación del marido de Irene Rosales.  

Lo último en Actualidad

Últimas noticias