VUELTA A LA TELEVISIÓN

Ana Obregón desvela por primera vez cuál era su verdadera relación con Lina Morgan

Ana Obregón / GTRES
Ana Obregón / GTRES

Ana Obregón continúa, poco a poco, volviendo a la vida profesional que dejó en stand by cuando diagnosticaron cáncer a su hijo, Álex Lequio. La muerte del joven en mayo de 2020 apartó radicalmente a la artista de cualquier proyecto, pero el tiempo ha hecho que Ana retome algunos compromisos profesionales y sus apariciones en televisión empiezan a ser menos esporádicas.

Lina Morgan durante un homenaje / GTRES
Lina Morgan durante un homenaje / GTRES

Esta semana la actriz ha participado en el programa Lazos de Sangre, dedicado esta vez a analizar la vida de Lina Morgan. Ambas coincidieron en Hostal Royal Manzanares y tal y como apuntó Beatriz Cortázar durante el programa, “en ese momento el rumor que circulaba es que erais dos grandes estrellas compartiendo protagonismo y que había mucha tensión”. Unos rumores que la propia Ana desmintió, apresurándose a decir que lo que ocurría entre ellas era “todo lo contrario” y aseguró que «Lina era una amiga y mi maestra. Desde el primer momento fuimos almas gemelas. Cada minuto con ella era un regalo».

Una vez aclarada cuál era su verdadera relación, Ana vivió un incómodo momento cuando en plató se comenzó a debatir sobre la orientación sexual de su amiga. Mónica Pont aseguró que la artista era bisexual y Norma Duval reveló que Morgan estuvo a punto de casarse con un chico con el que mantuvo una larga relación. Obregón, visiblemente molesta, recordó que la propia Lina nunca quiso hablar de su vida personal y ante la insistencia del resto en seguir desgranando esa faceta tan privada de la artista, su amiga decidió desmarcarse del debate. «Si me lo permitís, a mí de esto no me gustaría hablar, no me interesa nada. Si queréis, cuando me vaya habláis de lo que queráis. Ella no quiso hablar de este tema de su orientación sexual y me dijo una frase de Camilo José Cela al respecto: ‘El secreto de la felicidad es que sea un secreto’».

Ana Obregón recordó, antes de abandonar el programa, que ahora vive volcada en el cuidado de su padre, que enviudó hace unos meses tras el fallecimiento de su mujer. Una primera experiencia en un programa en directo que ella anunció a través de sus redes sociales y que en todo momento trató de homenaje a la que fuera su gran amiga: “Un merecido homenaje a la más grande ACTRIZ cómica de este país, la menos premiada y la más querida por el público : LINA MORGAN. Fue mi maestra y mi cómplice, pero sobre todo fue mi amiga. Un honor trabajar y estar a su lado en el Hostal Royal Manzanares, una serie que junto a Médico de familia, Ana y los 7 y otras series míticas se sitúa entre las 10 series más vistas de la historia de la televisión en España”.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias