Famosos

Las primeras horas después de la primera comunión de Daniella

La segunda celebración a la que David Bustamante no estaba invitado

Paula Echevarría durante la procesion del Corpus Christi en Candás /Gtres
Ver Galería
Paula Echevarría durante la procesion del Corpus Christi en Candás /Gtres
0 Comentar

Ni 24 horas ha durado la imagen de familia feliz y unida que este sábado David Bustamante y Paula Echevarría gritaban a los cuatro vientos con posado incluido. Solo un día después, la fisura sentimental entre ellos ha vuelto a ser evidente cuando la actriz decidía hacer las maletas en San Vicente de la Barquera para poner rumbo a su tierra, Asturias, su refugio.

Paula pasea sin David por las calles de Candás /Gtres
Paula pasea sin David por las calles de Candás /Gtres

Tras la comunión de Daniella en el pueblo natal del cantante, madre e hija se marchaban a Candás para seguir con la celebración de la pequeña, pero en esta ocasión no ha habido ni rastro de David. La localidad asturiana festejaba el Corpus Christi y la hija de Paula volvía a vestirse de comunión ante los ojos de su orgullosa madre. Echevarría, tan elegante como el día anterior, ha acompañado a su pequeña por las calles del pueblo aunque en esta ocasión lo hacía sola, sin su marido.

Paula y su pequeña por las calles de Candás /Gtres
Paula y su pequeña por las calles de Candás /Gtres

La ausencia de David este domingo reaviva la difícil situación sentimental de la pareja. Desde que se hiciera pública su ruptura en abril no se les ha visto juntos, por lo que el reencuentro del 17 de junio se convertía en un escenario donde tanto la actriz como el cantante desvelarían sentimientos. Ambos eran conscientes del vendaval que se avecinaba, sabían que cada caricia o cada mirada sería analizada, una situación que tensaba, quien sabe si en exceso, al cántabro. Trataron de mantener la compostura, para que nadie pudiera reprocharles que no estuvieron a la altura de las circunstancias. Paula lo logró al zambullirse en la serenidad que siempre la acompaña, David en cambio, mostró la incomodidad al ser una vez más el centro de atención para todos. En su fuero interno, quería que el ‘calvario’ mediático se diluyera a la velocidad de un rayo.

La segunda celebración a la que David Bustamante no estaba invitado
El momento del beso entre Paula y David el día de la comunión de su hija /Gtres

Pese a ciertas actitudes, ambos trataron de hacer ver que la complicidad de la que siempre habían presumido seguía intacta. Los besos y los gestos cariñosos se convirtieron en protagonistas, aunque no todos fueran fruto de la espontaneidad, según pudo saber LOOK. Fue la prensa la que insistió para que ese acercamiento tuviera lugar. “Los fotógrafos pidieron que se dieran un beso, pero cuando dijeron que fuera en la boca David puso mala cara“, palabras que desveló un testigo presencial a este medio y que revelan que el intérprete deseaba terminar con aquella ficción. Ahora, tan solo cabe esperar para ver en qué más desemboca la Primera Comunión de Daniella.

Últimas noticias