belleza

Trucos para mantener las manos más hidratadas

Trucos para mantener las manos más hidratadas
Trucos para mantener las manos más hidratadas

La piel está sufriendo los estragos de la pandemia. La mascarilla y los geles hidroalcohólicos, además del agua y el jabón, absolutamente necesarios para sobrellevar la pandemia, hacen que la piel se seque más. Estos son los trucos para mantener las manos más hidratadas.

Cuidarlas es fundamental para no sufrir problemas en un futuro próximo.

El jabón, siempre suave

Según Yves Rocher, el jabón para manos debe ser suave, neutro y enriquecido con agentes hidratantes. De lo contrario podemos tener la piel cada vez más seca y con grieta, algo que ha podido pasar y ahora hemos aprendido a que realmente podamos sobrellevar este tema.

La AEDV explica que las dermatitis de desgaste que afectan al dorso de las manos son un motivo frecuente de consulta en esta época del año, especialmente en personas que por razones laborales se las lavan de forma repetida. Para evitarlo se debe promover el uso de guantes y las cremas con efecto barrera porque las manos las debemos lavar sí o sí y con mayor frecuencia por el virus.

Crema hidratante

Es clave y mucho más durante este año y el anterior, porque con esta sequedad, y este lavado de manos continuo se hace imprescindible que usemos una crema de manos hidratante casi a diario.

Ligera exfoliación a la semana

Desde Yves Rocher nos explican muchos más trucos para mantener las manos más hidratadas. Así recomiendan una vez por semana, realizar una ligera exfoliación, especialmente en el dorso de las manos, seguido de una capa generosa de mascarilla hidratante.

Agua tibia

Ni agua fría ni tampoco caliente. Sabemos que en invierno es complicado no darle al agua caliente porque todos esperamos lavarnos las manos con ello, pero los expertos recomiendan que lo hagamos con  agua tibia porque cuanto más caliente, mayor es el efecto deshidratante.

Trucos para mantener las manos más hidratadas

Protege las manos con guantes

Cuando hace frío, entonces hay que proteger las manos del exterior. Como las temperaturas siguen frías, nada mejor que ponernos los guantes cuando salgamos. Porque nos protegeremos la piel y veremos como con el tiempo estarán mucho más hidratadas.

Según la Academia de Dermatología Española, es esencial cubrirse, sobre todo aquellos pacientes con sensibilidad al frío y que suelan padecer de perniosis (sabañones) o fenómenos de Raynaud (dedos de las manos fríos y que tornan en color blanco, azulado y rojo).

¿Cómo nos secamos las manos?

Yves Rocher recomienda que a la hora de secarnos las manos, debemos hacerlo de forma suave y pausada, y nada de frotar: sólo sirve para alterar la barrera hidrolipídica. Y ello para obtener unas manos más hidratadas.

Mascarilla

Nada mejor que elaborar nuestras mascarillas con el fin de aplicarlas en las manos y puedan mostrarse mucho más hidratadas.

Evitar las manchas

En las manos también aparecen manchas especialmente producidas por el sol y la edad. Yves Rocher comenta que todo un gesto es evitar manchas usando un poco de protector solar en el dorso cada mañana y reaplicar tras cada lavado. O, más cómodo aún, usar una crema de manos que incluya factor de protección solar y que reduzca las manchas y protege contra los rayos UV.

Huir de los cambios bruscos de temperatura

Es mejor evitar los cambios bruscos de temperatura, aunque a veces es algo inevitable. La AEDV especifica que esto aumenta la posibilidad de aparición de capilares dilatados (telangiectasias o arañas vasculares) en la cara (especialmente mejillas).

Detergentes y otros productos

Además los expertos aconsejan evitar el contacto directo con detergentes y productos de limpieza potentes, así como con disolventes y diluyentes

Agua y bebidas para aumentar la hidratación

En estos tiempos es preciso el aumento del consumo de vitamina C y antioxidantes con alimentos con muchos más nutrientes. Además es natural beber entre 1,5-2 litros de agua al día.

Fuera malos hábitos

Esto es un consejo para el cuidado de la piel en general. Pues evitar el tabaco y el alcohol es factible en nuestra salud y en la epidermis,  ya que repercute de forma negativa en la salud de nuestra piel, generando radicales libres. Además, el alcohol empeora la dilatación capilar facial.

Hablar con el dermatólogo

La AEDV matiza que independientemente de la temperatura, algunas personas con problemas dermatológicos pueden ser más propensas a presentar irritación cutánea con el uso de geles hidroalcohólicos. Suelen ser aquellas con psoriasis o dermatitis atópica, en los que la aplicación de aquellos puede ser molesta.

En tales casos se recomienda un correcto tratamiento de los problemas dermatológicos de base por un dermatólogo. Y acompañar las medidas de higiene con cremas emolientes reparadoras. Por esto lo mejor es pedir cita con el profesional para que pueda valorar si este tema es algo pasajero, por el tema de los geles, o bien otra cosa, y hay que hacer un diagnóstico y tratamiento como se debe.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias