Tendencias

Nueva fórmula

Sara Carbonero reconfirma lo que ya sabíamos: el bañador es el nuevo top

Sara Carbonero
Sara Carbonero en un acto promocional / Gtres
Comentar

“Los bañadores son las nuevas camisetas”. Y si lo dice Sara Carbonero, aconsejamos hacerla caso. Desde hace algunos meses asistimos a la reconversión de prendas, quizás inesperadas en un primer momento, en básicos perfectos para componer un outfit de día. Una buena muestra de esto nos la da la periodista, que tiene bien claro que los bañadores pueden ser lucidos perfectamente con unos jeans, como nos enseñó Amaia Salamanca hace unos meses. 

¿Por qué no? Ha debido de pensar Sara, que ha compartido en su Instagram una imagen para demostrarlo. El suyo es azul, con sutiles rayas blancas y un colorido estampado de mariposas, firmado por Calzedonia (49 €), una de sus firmas favoritas en este terreno. Una instantánea que ha servido para ver que la periodista ya ha disfrutado de algunas jornadas veraniegas de playa, dado su intenso tono moreno de piel, amén de su rostro tan natural y radiante como de costumbre.

Sara Carbonero
Así es el bañador de Sara Carbonero / Calzedonia

El bañador elegido por Sara Carbonero es una pieza absolutamente fiel a las tendencias de temporada: bardot + volantes. Una fórmula que repiten con éxito otras celebs como Emily Ratajkowski, que en su pasado viaje a Italia nos dejó imágenes repletas de sensualidad y con looks de baño muy inspiradores. El bardot es uno de los escotes del momento en las alfombras rojas más prestigiosas, ya que es fiel a otra moda, la de enseñar los hombros o shoulders off, al más puro estilo Blanca Suárez.

Lo cierto es que Sara Carbonero es una de las it girls españolas más influyentes en cuestiones de estilo, y abanderando una tendencia tan arriesgada como la de bañador con look de calle no hace más que confirmarlo, de nuevo de la mano de la firma italiana.

He aquí otra vuelta de esta rueda tan grande que es la moda y que va girando con rumbo imprevisible. ¿O acaso alguna vez habríamos imaginado que podríamos ir de compras o a tomar café con un swimsuit y unos pitillo? De igual manera que tampoco podríamos haber adivinado que el chándal con tacones o enseñar el sujetador mediante tops de auténtico diseño serían una fiebre a la que aún le quedan sus mejores días por vivir.

Últimas noticias