Fitness

5 alimentos que tienes que moderar en la puesta a punto para el verano

Quedan pocos meses para que nos quitemos la camiseta y nos pongamos el bañador o el bikini. ¿Cómo va tu puesta a punto? Si quieres hacerla más efectiva, reduce la cantidad de estos cinco 'pecados'.

Si no queremos tirar al traste nuestra operación bikini, mejor reducir la ingesta de pizza / Gtres
operacion-bikini-pizza

El invierno ha vuelto a hacer acto de presencia durante este fin de semana casi en todo el país. Es posible que se trate de los últimos coletazos del frío polar ya que la llegada de la primavera cambia por completo las reglas del juego. El mes de marzo es el fijado por muchas personas fitness como el de iniciar la etapa de definición de cara al verano. Puede que esto no te diga nada, pero si hablamos de Operación Bikini, seguro que ya te ubicas.

Entendemos por definición el proceso en el que moldeamos nuestra silueta para quitarnos esa capa de grasa de más y en el que tonificamos nuestro cuerpo. A todos nos gusta llegar a los meses de verano con un físico estilizado para poder quitarnos la camiseta, ponernos el bikini, el bañador o simplemente para que las prendas nos sienten mejor. ¿Cómo se hace eso? La receta es clara y pasa por la perseverancia y la motivación.

Como ya bien sabes, los dos pilares básicos de un estilo de vida saludable son la nutrición y el deporte. No se entienden el uno sin el otro, son complementarios y cada uno cumple su función. Habrás escuchado alguna vez aquello de que somos lo que comemos. Pues no le falta razón. Todo lo que ingerimos tiene un impacto directo en nuestro organismo de un modo u otro. Tranquilos, esto solo sucede a largo plazo y mediante la repetición. Con esto solo buscamos transmitir que es muy importante llevar una alimentación sana y equilibrada.

No existen las dietas milagro. Lo único que conseguiremos con ellas es bajar de peso a costa de generar un déficit poco recomendable en nuestro cuerpo, así como efectos psicológicos muy negativos. Lo ideal es tener un plan nutricional global en el que, por supuesto, también tienen cabida los excesos puntuales. Y es que una de las claves para seguir una dieta con éxito es que genere adherencia, así no la abandonaremos a las primeras de cambio.

Alimentos a evitar para una correcta operación bikini

Una vez introducidos algunos conceptos primarios, ahora sí, vamos a hablar de la Operación Bikini. Durante estos meses es conveniente modificar la alimentación para reducir la ingesta de hidratos de carbono en pro de las proteínas (carne, huevos y pescado) y las grasas saludables (aguacate, salmón o nueces). De cara a hacerla más eficaz, hemos querido recopilar 5 de los alimentos que deberías vigilar bien de cerca porque serán ‘enemigos’ a la hora de perder esa grasa localizada que nos interesa eliminar de cara al verano. Son los siguientes.

Melón

Aunque sea una fruta con muy pocas calorías y con efecto diurético hay que tener cuidado porque tiene unos niveles de azúcar más elevados que otras variedades. Ojo, no decimos que no puedas comerlo, solo que lo reduzcas si quieres un vientre más plano.

Aguacate

Descubre las frutas que más beneficios ofrecen en nuestra piel

Estamos ante uno de los conocidos como súper alimentos pero un consumo excesivo puede complicarnos la operación bikini. Es alto en grasas saludables pero es mejor moderarlo para no contribuir a coger peso de más. La ración ideal es de 1/2 aguacate al día.

Pizza

Era fácil de intuir que en este listado iba a estar la pizza. Es sin duda uno de los manjares preferidos pero su alto nivel de grasas, harinas refinadas y demás es una bomba para nuestro sistema digestivo. Una pizza entera tiene hasta 1.864 kilocalorías y por cada porción consumimos 233 kilocalorías. Una dieta estándar diaria para una persona sedentaria no debería superar las 1.500. Echa cuentas.

Patatas fritas

Todos los rebozados son enemigos de todo aquello que suene a fitness. Su alto contenido en las grasas que les proporciona el aceite de la sartén o la freidora las convierten en un alimento a consumir muy puntualmente. Además, si tienes colesterol o triglicéridos altos, mejor reducirlo al mínimo.

Coca-Cola (incluso Zero)

He aquí uno de los grandes debates. Todos sabemos que la versión normal de Coca-Cola es una fuente de azúcar, pero ¿cómo va a engordar la Zero? Es cierto que no tiene calorías porque se sustituyen los azúcares por edulcorantes artificiales de dudoso valor nutricional. Sin embargo, la insulina de nuestro cuerpo la detecta como dulce y la lleva al resto de órganos, provocando un descenso de la glucosa, lo cual hace que genere más hambre y, por ende, comamos más calorías.

 

Lo último en Estilo

Últimas noticias