Moda

Kate Middleton cumple su promesa y visita una niña con cáncer vestida de princesa

Kate Middleton cumplió su promesa de visitar a una con cáncer vestida de princesa con un vestido rosa recogiendo el legado solidario de Lady Di.

Kate Middleton cumple su promesa y visita una niña con cáncer vestida de princesa
Kate Middleton cumple su promesa y visita una niña con cáncer vestida de princesa

Kate Middleton cumplió su promesa de visitar a una niña con cáncer vestida de princesa con un vestido rosa recogiendo el legado solidario de Lady Di. Mila Sneddon es una niña que lucha contra el cáncer, durante el confinamiento habló con la duquesa por teléfono. Entre ambas se creó un vínculo especial, Kate la amadrinó y le dio ánimos en su batalla. Mila ha vivido estos meses confinada con la esperanza de poder ver a la duquesa en persona. La pequeña le pidió que ese día llegará vestida de princesa, de color rosa, Kate cumplió con su promesa.

El lado solidario de Kate Middleton, visita a una niña con cáncer vestido de princesa

En estos tiempos complicados para todos, Kate Middleton recoge el legado de Lady Di, ofreciendo la cara más solidaria y humana de la casa real. Ayudar a los más débiles, dar visibilidad a las luchas que siguen disputándose con menos recursos y atención, como la del cáncer. Cada año, millones de personas mueren a consecuencia de esta enfermedad que necesita recursos para poder seguir con la investigación que debe ayudar a curar a estos enfermos.

La Duquesa de Camdrige ha estado en contacto durante este confinamiento con asociaciones de lucha contra el Cáncer. En ellas conoció a Mila Sneddon que se ha convertido en la cara visible de la lucha contra esta terrible enfermedad. Una niña de tan solo 5 años está luchando contra una agresiva leucemia. No es fácil afrontar este proceso para un adulto y menos para los niños. Mila recibió la llamada de Kate cuando empezó el confinamiento y su tratamiento.

Unos meses después de su primer encuentro telefónico, Kate Middleton y Mila Sneddon se han encontrado cara a cara. La duquesa cumpliendo con la promesa que le había hecho se vistió de princesa con un vestido rosa. Mila también cumplió y llevó su corona de princesa, ella también lo es, es una pequeña luchadora que gracias a este acto ha conseguido dar visibilidad a una enfermedad y a una asociación que necesita recursos para ayudar a ella y a más niños que pasan por el mismo proceso.

El espíritu de Lady Di, la mujer que ayudó en infinidad de causas benéficas está en Kate. Más allá de su misión institucional, la parte humana de la monarquía está más visible que nunca en estos actos personales. Mila y Kate han forjado una amistad que durará para siempre, son dos princesas que se han conocido.

Lo último en Estilo

Últimas noticias