Momento duro

El príncipe Harry llega a Londres, sin Meghan Markle, para asistir al funeral de su abuelo

El nieto de Felipe de Edimburgo deberá realizar una breve cuarentena antes de dar el último adiós al Duque el próximo sábado 17 de abril.

Ver vídeo

El príncipe Harry ya ha aterrizado en Londres dispuesto a asistir al funeral que se celebrará el sábado 17 de abril en memoria de su abuelo, el duque de Edimburgo, fallecido el pasado viernes a la edad de 99 años. Antes de eso deberá guardar una cuarentena de unos cinco días con motivo de las restricciones por la pandemia, si bien ha viajado con pasaporte diplomático, por lo que no se le exige mucho más.

Harry ha aterrizado en el aeropuerto de Heathrow en un vuelo procedente de Los Ángeles, donde estos días atrás ha estado tomando todas las precauciones posibles para no contagiarse de COVID-19 y poder asistir a la misa tributo. El duque de Sussex se ha trasladado directamente a una habitación dentro de Kensington Palace, ya que Frogmore Cottage, lugar donde residió con Meghan, ya no le pertenece.

Meghan Markle, sin escapatoria

Precisamente, el foco de la polémica vuelve estar sobre Meghan Markle. El príncipe Harry ha viajado hasta el Reino Unido sin la compañía de su esposa ni de su hijo, Archie. Ella ha deslizado que lamenta mucho no haber podido acudir, que lo ha intentado por todos los medios pero que su avanzado estado de gestación se lo impide, si bien es cierto que no se conoce de cuántos meses está embarazada.

El principe Harry y Meghan Markle, durante un acto con Felipe de Edimburgo / Gtres
El principe Harry y Meghan Markle, durante un acto con Felipe de Edimburgo / Gtres

Como es habitual, todos los movimientos de la duquesa de Sussex son mirados con lupa entre sus detractores. Muchos han interpretado su ausencia como un desplante al duque de Edimburgo y la Familia Real. Sin embargo, hay quien dice que lo prefiere así puesto que si llega a acudir habría acaparado el protagonismo en un momento que no le pertenece. Algo que por otra parte, ya ha sucedido en muchos casos. Los ingleses son férreos en sus convicciones y creencias y si algo tienen claro es que es momento de que la familia se centre en su dolor. La única protagonista del funeral debe ser la reina Isabel II. De tal modo, hubiese tomado la decisión que fuera, Meghan Markle habría sido muy criticada.

El duque de Edimburgo tendrá su último adiós el sábado 17, en una ceremonia que se celebrará en la capilla de St James de Windsor ante un reducido número de personas -unas 30- por lo que solo podrán estar presentes los más allegados. La tradición británica dicta que Harry se colocará junto a su hermano, el príncipe Guillermo, y su padre, Carlos de Inglaterra, caminando en procesión, siguiendo el ataúd hasta la iglesia. Un procedimiento muy similar al momento más duro para el príncipe Harry, cuando enterró a su madre, Diana de Gales.

Es la primera vez que Harry regresa a casa después de que su entrevista con Oprah Winfrey sacudiera al pueblo inglés. También significa la primera reunión con su familia tras la decisión de abandonar la Familia Real (enero 2020) y huir a Estados Unidos, previo paso por Canadá, junto a Meghan Markle y su hijo. Desde la prensa anglosajona se apunta como una buena oportunidad de que el hijo de Lady Di acerque posturas con su hermano y también con su progenitor, después de que él mismo confirmase que se había producido un enfriamiento de su relación.

 

Lo último en Casa Real

Últimas noticias