ESTILO ROYAL

El misterioso y exclusivo estreno de Máxima que ha desviado la atención de su look más estrambótico

Ver vídeo

Nuevo acto de agenda para Máxima de Holanda. La esposa del Rey Guillermo ha retomado sus compromisos apenas unos días después de su celebración privada de cumpleaños. Según han confirmado varios medios holandeses, la argentina pudo festejar sus cincuenta y un años en compañía de su familia, es más, se ha comentado que su hija mediana, la princesa Alexia viajó a La Haya para estar en esta especial jornada. Hay que recordar que, en estos momentos, Alexia se encuentra en la recta final del primer curso de Bachillerato Internacional en el Atlantic College de Gales, donde también estudia la Princesa Leonor.

Tal como han revelado algunos portales, la celebración del cumpleaños de la Reina tuvo lugar en el entorno de su residencia oficial, el Palacio de Huis Ten Bosch, donde la familia aprovechó para disfrutar del buen tiempo en los jardines. No obstante, no han trascendido detalles oficiales de esta celebración, dado que pertenece al ámbito privado de la familia real.

Máxima de Holanda
La Reina Máxima en la entrega de premios. / Gtres

Sin embargo, después de la fiesta ha tocado retomar la actividad. La Reina ha presidido este lunes en la ciudad de Groningen la entrega de los Premios Rey Guillermo I. Una cita en la que derrochó naturalidad y simpatía y en la que sorprendió con uno de los looks más arriesgados de su armario. A pesar de que no es extraño que la consorte se decante por apuestas llamativas en términos de estilo, esta vez ha dado un paso más. Si la pasada semana Máxima lució varios modelos de corte más minimalista -y complementos atrevidos, ya que ella da un toque diferencial a sus looks-, esta vez se ha atrevido con uno de los modelos más extravagantes de su fondo de armario.

Máxima de Holanda
Máxima sonriente en la ceremonia. / Gtres

Se trata de un vestido largo de corte muy psicodélico. Un diseño que lleva el nombre de Duritz y que pertenece a la firma Mary Katrantzou. La Reina lo estrenó en el año 2016 y su precio original era de 1500 euros. El vestido tiene estampado a rayas multicolor simulando corbatas con escudos, cuello tipo camisero con lazada -pussy bow-, manga larga y falda hasta los tobillos. Además, para resaltar la figura, lleva un cinturón a juego, pero la Reina prefiere utilizarlo con un fino cinturón de tachuelas. Un modelo muy arriesgado solo apto para las más atrevidas y que, hasta la fecha, ha llevado en varias ocasiones.

Máxima de Holanda
La Reina en la entrega de premios. / Gtres

No obstante, el vestido no ha sido lo único que ha llamado la atención del look de Máxima. La Reina ha lucido también un llamativo y espectacular reloj de diamantes. Un modelo con correa de cocodrilo en blanco que pertenece a la firma Hermès y cuyo precio supera los seis mil euros. Aunque no se ha confirmado, es muy probable que se trate de un nuevo regalo por parte de su marido, el Rey Guillermo, con motivo de su cincuenta y un cumpleaños. Una teoría que cobra fuerza dado que la argentina suele apostar habitualmente por el mismo reloj, un modelo clásico de Cartier.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias