CAMBIO DE CASA

Kate y Guillermo, ‘tras los pasos’ de Harry y Meghan por la reina Isabel

Ver vídeo

Aires de cambio en la familia real británica. Parece que con el nuevo curso toca  hacer pequeñas -o grandes- modificaciones, y algunas de ellas pueden afectar a algo tan relevante como la vivienda. Según ha publicado el tabloide Daily Mail, el príncipe Guillermo y Kate Middleton podrían ser los primeros en sorprender con un impactante cambio de cara a este nuevo curso.

Tal como informa el diario, los duques de Cambridge están dispuestos a dejar por un tiempo su residencia en el Palacio de Kensington para establecerse en los terrenos de Windsor, donde la reina Isabel reside ya de manera definitiva tras la muerte del duque de Edimburgo el pasado mes de abril. Un duro golpe para toda la familia pero, en especial, para la monarca, que decidió establecer su residencia en el Castillo, donde había pasado los últimos meses con su marido y que, para ella siempre ha sido un lugar muy especial.

Kate Middleton
Los duques de Cambridge se estarían planteando el traslado a Windsor para estar más cerca de la reina Isabel / Gtres

Aunque todavía no se ha emitido información oficial al respecto, parece que el matrimonio está barajando varias opciones para hacer de ellas su nuevo hogar. Entre las propiedades que se han contemplado se encuentra Fort Belvedere, la casa donde el rey Eduardo VIII firmó el acta de abdicación. Se trata de una propiedad del Estado que en estos momentos se encuentra arrendado a unos amigos cercanos de la familia real, los Weston. Sin embargo, parece que esta opción ha quedado descartada.

En estos momentos, los Cambridge dividen su tiempo entre el Palacio de Kensington, donde se encuentra toda la infraestructura relativa a su organización, y su casa de campo en Amner Hall. Esta es una de sus propiedades preferidas, un regalo de boda de la Reina en la que intentan pasar cuanto tiempo les resulta posible. Además, durante unos años, fue su residencia permanente, cuando Guillermo ejercía como piloto de ambulancias y su trabajo como representantes de la Corona era bastante más reducido.

La reina Isabel ha establecido su residencia oficial en Windsor / Gtres

A pesar de que sus dos hijos mayores estudian en Londres y Louis empezará también pronto, instalarse en Windsor no debería ser mayor problema, ya que la distancia que separa la localidad de la capital puede recorrerse en aproximadamente cuarenta minutos. Otra opción sería cambiar de colegio a sus hijos, pero lo que está claro es que permanecer cerca de la Reina en estos momentos es esencial para el futuro de la institución. A todo esto hay que añadir que los padres de Kate Middleton también se encuentran a apenas sesenta kilómetros de Windsor, en Bucklebury, donde además, su hermana Pippa tiene una casa. Parece que el traslado no implica más que ventajas. Esperemos que muy pronto se despejen todas las dudas.

No obstante, casualidades del destino, resulta cuanto menos curioso que la pareja pueda acabar residiendo en Windsor, donde se instalaron Harry y Meghan tras dejar Kensington. Los Sussex reformaron Frogmore Cottage y poco después anunciaron que abandonaban ‘La Firma’, motivo por el cual tuvieron que reembolsar el coste de las obras.

Kate Middleton
Los últimos acontecimientos han provocado que tanto Kate como Guillermo tengan un mayor protagonismo dentro de ‘la Firma’ / Gtres

Lo que sí se sabe es que, a su vuelta de Balmoral, la reina Isabel va a contar con una intensa agenda. La Casa Real ya ha hecho públicos algunos de los compromisos a los que asistirá la monarca en las próximas semanas. A pesar de las dificultades de los últimos meses y de su avanzada edad, está claro que la soberana vuelve a dar una lección de compromiso y entereza cuando apenas quedan unos meses para que celebre un nuevo jubileo y cumpla siete décadas en el trono. Todo un hito.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias