FELICIDADES ALTEZA

Estefanía de Mónaco, un cumpleaños en la sombra a la espera de una buena noticia

La hija menor de Grace Kelly siempre ha sido la rebelde de la familia, aunque lleva un tiempo alejada de los focos

Era la princesa rebelde y ahora es la princesa en la sombra. Estefanía de Mónaco cumple 56 años y a pesar de que en sus ojos en ocasiones se pueden observar leves chispas de ilusión y la vitalidad de que presumía antaño, lo cierto es que la Princesa se encuentra relegada a un segundo plano. Al igual que su hermana Carolina de Mónaco -aunque ella en mayor medida-, la llegada de Charlene al Principado supuso una nueva etapa para Mónaco y una clara renovación en el clan Grimaldi. Estefanía, a diferencia de Carolina de Hannover, nunca llegó a ejercer de pleno de primera dama, pero sí que ocupaba un papel importante, sobre todo en cuestiones relacionadas con el Festival de Circo de Montecarlo, del que tanto disfrutaba su padre, el príncipe Rainiero o en su intensa lucha contra el SIDA.

Estefanía de Mónaco
El funeral de Elizabeth de Massy ha sido una de sus últimas y escasas apariciones públicas / Gtres

La hija menor de la inolvidable Grace Kelly -con quien iba en el coche en el que se dejó la vida- llega a los 56 en tras un año difícil, no solo por la crisis sanitaria generada por el coronavirus. A principios del pasado mes de junio perdía a su madrina, Elizabeth Ann de Massy, hija de la princesa Antonieta a cuyo funeral en la capital asistía la plana mayor de los Grimaldi, completamente devastada.

Estefanía de Mónaco se encuentra volcada en algunas de sus causas y su presencia pública es prácticamente nula en los últimos tiempos / Gtres

Sin embargo, mientras que Carolina de Mónaco ha ido poco a poco retomando su agenda con algunos actos oficiales en los que se han seguido todas las recomendaciones sanitarias, la presencia de la princesa Estefanía ha sido mucho más escasa. De hecho, a pesar de que estuvo presente en una de las primeras apariciones públicas de toda la familia en la ‘nueva normalidad’ – la inauguración de la nueva plaza del Casino, donde se echó de menos a Carolina, por cierto-, desde entonces, no la hemos vuelto a ver. Tanto es así que ni siquiera participó en los actos con motivo del Día Nacional de Mónaco.

Alejada de los focos, la hermana de Alberto de Mónaco vive centrada en su faceta solidaria, de hecho, una de las pocas veces en las que se la ha visto en los últimos tiempos es durante una entrevista con motivo de la celebración del Día Internacional en la lucha contra el SIDA, jornada en la cual, como presidenta de Fight Aids Monaco hizo unas breves declaraciones en televisión.

Estefanía de Mónaco
Estefanía ha recibido las felicitaciones públicas de sus dos hijas en este día tan especial / Redes sociales

A pesar de que no se esperan grandes celebraciones por este aniversario, lo cierto es que al menos dos de sus hijas han querido recordar a la Princesa a través de sus redes sociales con entrañables imágenes y mensajes en los stories de sus cuentas. La situación de confinamiento ofreció la oportunidad a Estefanía de pasar más tiempo con Pauline Ducruet y Camille Gottlieb, no así con su hijo Louis, casado desde el verano de 2019 con Marie Chevallier. A tenor de esto, a diferencia de su hermana la princesa de Hannover, la también condesa de Polignac tiene una gran asignatura pendiente. Y es que aún no se ha estrenado como abuela y parece que por ahora Louis y Marie están más que satisfechos con su perrita Pankake y no tienen intención de aumentar la familia. Una noticia que seguramente le haría muy feliz. Tiempo al tiempo, que todo llega.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias