ANTE LA JUSTICIA

Ernesto de Hannover pide perdón ante el juez y responsabiliza a su hijo mayor de su conducta

El aristócrata se enfrenta a la posibilidad de una condena de tres años de prisión por su presunta conducta violenta

Ver vídeo

Ernesto de Hannover se enfrenta de nuevo a la Justicia. El jefe de la Casas de los Güelfos se ha presentado ante el Tribunal Regional de Wels en Austria para responder por su presunto comportamiento violento el pasado verano. Aparentemente tranquilo y sereno, el aristócrata de sesenta y siete años llegaba puntual al juzgado, y entraba por la puerta trasera, vestido con un traje negro y mascarilla FFP2, evitando a los reporteros que esperaban a la entrada principal. De hecho, incluso accede a la sala por la parte posterior, una entrada que, en teoría solo pueden utilizar los acusados que se encuentran detenidos en la prisión aledaña. Sin duda, un trato especial para el aristócrata que le ha permitido cierta flexibilidad en esta complicada jornada.

Ernesto de Hannover / Gtres
Ernesto de Hannover tiene varias cuentas pendientes con la Justicia/ Gtres

Hannover ha acudido al tribunal para responder por el delito de amenazar en estado de ebriedad. Unos actos que tuvieron lugar en el verano de 2020 en el pabellón de caza austriaco en el que reside en los últimos tiempos. El Príncipe se ha disculpado por los sucesos: “asumo la responsabilidad y estoy dispuesto a pagar los daños. No recuerdo parte de lo sucedido», ha relatado. En el momento en que ocurrieron los hechos, el jefe de la Casa Güelfa se declaró ‘no culpable’, tal como revelo entonces el digital “Bild”.

Ernesto de Hannover
El aristócrata se ha disculpado / Gtres

El marido de Carolina de Mónaco ha pedido al juez no tener que permanecer en la sala más tiempo del estrictamente necesario, aunque está previsto que el proceso se prolongue desde las 9:00 hasta las 16:30 horas. Hannover alude a su enfermedad y asegura que le preocupa contraer el coronavirus en la sala. El tribunal le ha autorizado la salida y en torno a las 11:00 de la mañana ha abandonado el juzgado. A lo largo del día participarán en el juicio diez testigos y un experto en psiquiatría para valorar el estado del Príncipe.

Hannover está acusado de amenazar a varios de sus empleados en julio del pasado año bajo la influencia del alcohol y algunos medicamentos. Después de que los empleados llamaran a la policía, el aristócrata parece ser que intentó atacar a uno de los agentes. El marido de Carolina de Mónaco fue ingresado durante un tiempo en una institución psiquiátrica por prescripción facultativa, pero no fue suficiente, ya que, al parecer, intentó ‘vengarse’ de los agentes que le habían detenido y les amenazó con un bate de béisbol.

Carolina de Mónaco , Ernesto de Hannover
Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover siguen casados pese a que no son pareja / Gtres

No ha sido la única vez que el noble ha hecho gala de una actitud un tanto violenta. En septiembre amenazó a una pareja verbalmente y rompió una ventana con una señal de tráfico que había arrancado, motivo por el que volvió a ser arrestado. Por todo esto, ahora se enfrenta a la posibilidad de tres años de prisión.

Conflicto familiar

Al margen de estos problemas por su conducta presuntamente violenta, el noble tiene otros frentes abiertos con su familia. De hecho, el propio Hannover apunta a su hijo como responsable de su conducta. El marido de Carolina de Mónaco asegura que Ernesto Augusto dio indicaciones a sus empleados para que le dieran alcohol, conscientes del efecto que produciría en él. Así lo ha manifestado ante el tribunal.

Los hijos mayores del aristócrata ya no mantienen relación con él. / Gtres

La defensa de Hannover mantiene que el hecho de sentirse solo tras su operación de cáncer lo dejó absolutamente devastado y aún no ha podido recuperarse del todo. Tanto es así que está pendiente una ardua batalla con su primogénito por el patrimonio familiar y le acusa de abandono y de vulnerar sus derechos. Según declara su abogado, Otto Dietrich, Ernesto padre ha demandado a su hijo mayor por una cantidad de cinco millones de euros. Una demanda a la que él ha respondido asegurando que los argumentos de su padre no se sostienen: «la demanda es insustancial y las acusaciones que contiene son falsas. Por favor, comprenda que no quiero comentar detalles por consideración a mi familia, también para proteger a mi padre. Todos los argumentos de la demanda ya han sido invalidados extrajudicialmente en el pasado”. Pero esa es una batalla diferente que aún está por resolver.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias