Volviendo al pasado

‘Sábado Deluxe’ | Julián Contreras recuerda el infierno que sufrió su madre, Carmina Ordóñez

El hijo de Carmina Ordóñez ha asistido a 'Sábado Deluxe' para contar en primera persona que su progenitora sufrió presuntos malos tratos por parte de Ernesto Neyra.

Ver vídeo

El documental ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ ha provocado una oleada de cariño hacia Rocío Carrasco tras confesar que ha sufrido presuntos malos tratos por parte de Antonio David Flores. Este sábado, Julián Contreras Jr. se ha sentado en el ‘Deluxe’ para recordar el infierno que también sufrió su madre, Carmina Ordóñez. La televisiva hizo lo mismo que ha hecho la ‘hija de la más grande’, acudió a un plató de televisión para denunciar que había sido víctima de violencia de género, ya que el juez desestimó el caso a pesar de tener pruebas de la presunta paliza que recibió por parte de Ernesto Neyra.

Nada más empezar la entrevista, el invitado ha roto a llorar al tener que relatar el desgarrador testimonio que vivió su progenitora, y ha agradecido a la hija de Pedro Carrasco que diera el paso de contar su historia públicamente. “Recuerdo el día en el que mi madre llegó y se sentó en el suelo, se apoyó en el respaldo y me dijo que me iba a contar una cosa”, ha empezado diciendo. “Me dijo que el juez le había dicho que a ella no la habían podido maltratar por ser ella. Tenía escrito en un papel que no respondía al perfil socioeconómico de una mujer maltratada. El maltrato a Rocío Carrasco me duele porque me recuerda al calvario que pasó mi madre. Fui testigo directo de dos episodios y ni siquiera testifiqué”, ha explicado mientras María Patiño ha aprovechado la ocasión para pedirle disculpas por haber juzgado a su madre en el pasado.

«Mi madre sufría horrores. Tuvimos mala suerte porque se dio un altavoz diario a la otra parte -Ernesto Neyra- y aquello era terrible y demoledor porque estás escuchando la versión del otro y ves como se te vuelve todo en contra. Mi madre dijo que lo iba a contar en televisión y en su momento le dije que era mejor hacer las cosas de otra manera. Mi madre quería que la creyeran, se sentía sola y desamparada. Le dio igual el hecho que pasara algo contra su maltratado, solo quería que no la tacharan de mentirosa”, ha relatado el joven visiblemente afectado.

Además, ha contado que Carmen estaba siendo anulada y que “no tenía capacidad de reacción”. “El día en el que mi madre confesó que era una mujer maltratada aquel esperpento le golpeó con una plancha, que fue el día que se tomaron unas fotos con la cara amoratada”, ha añadido Julián Contreras sembrando una vez más el silenció en el plató. Testimonio que ha corroborado Charo Vega que, también ha acudido al citado formato. Vega fue una gran amiga de Carmina y no ha podido evitar darle un abrazo a Julián nada más verle, ambos muy emocionados. Instantes después, ha revelado que Carmina Ordóñez le hizo una llamada de auxilio en la que le advertía y decía: “ven que me va a matar”.

Julián Contreras ha echado la vista atrás para revivir el momento en el que presenció cuando tan solo tenía 14 años. El que fue concursante de ‘Gran Hermano VIP’ -2016-, presenció que Ernesto Neyra, tras una fuerte discusión, zarandeó y tiró al suelo a su progenitora. «Llegan de viaje y habían discutido. Mi idea era decirle a mi madre que la situación era insostenible. Él -Ernesto Neyra- me cuenta que en una discusión que tuvieron ella no le dejó más remedio que pegarla. En aquel momento no supe reaccionar, no sabía cómo interpretarlo. Él estaba buscando en mi una complicidad para que de alguna forma legitimase lo que había hecho», ha confesado Contreras.

Después, a altas horas de la madrugada Julián ha contado que se volvieron a escuchar golpes procedentes de su habitación y que cuando fue estaba la madre de Francisco y Cayetano Rivera tirada en el suelo con el camisón desgarrado. «Ella me mira y me dice que me fuera a mi cuarto, él se gira y me dice que ella le iba a hacer quedar mal. Él la empuja, cae contra la mesilla y yo me lanzo contra él, le sujeto por el cuello y le llevo fuera de la habitación cerrando la puerta», ha continuado explicando sobre aquel desgarrador episodio.

«Mi madre me dijo que no era la primera vez que pasaba, llamé a Charo Vega porque era la que vivía más cerca. Esa noche cambiamos la cerradura. El agresor de mi madre me decía que ella lo provocaba para que la matara. Mi madre sufrió, al menos, cuatro agresiones físicas y eso le causó muchos traumas», ha sentenciado.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias