Nuevo golpe para los duques de Sussex

Canadá finalmente no correrá con los gastos de seguridad de Harry y Meghan mientras residan en Canadá. El Ministerio de Seguridad Pública se lo ha hecho saber a la televisión pública a través de un comunicado.

duques de Sussex
Los duques de Sussex en una imagen de archivo / Gtres
  • LOOK

La intención del primer ministro canadiense Justin Trudeau de sufragar la mitad de los gastos de seguridad de los duques de Sussex parece que no ha hecho mucha gracia a parte de la sociedad del país. La publicación de alguno de los medios más importantes del país de su objeción a que miembros de una Casa Real se asentaran en el país, unido al elevado porcentaje de la población que se oponía a que el país se hiciera cargo del cincuenta por ciento de los gastos de seguridad, ha hecho reflexionar a la máxima autoridad del país.

El Ministerio de Seguridad Pública del país ha sido el encargado de anunciar el drástico cambio de postura respecto a este asunto: «A petición de la Policía Metropolitana, la Policía Montada ha estado proporcionando ayuda de forma intermitente desde la llegada del duque y la duquesa a Canadá en noviembre de 2019. La ayuda cesará en las próximas semanas con el cambio de su estatus», ha explicado en un comunicado enviado a la radiotelevisión pública, CBC. Es decir, coincidiendo con la salida como miembros ‘sénior’ de la Casa Real británica de Harry y Meghan, dejarán de percibir la ayuda para mantener su dispositivo de seguridad en el país por parte de Canadá.

A pesar de que la reina Isabel es la monarca del territorio canadiense, los habitantes de este país no están nada de acuerdo con el traslado de los duques de Sussex. La empresa Angus Reid, publicó una encuesta el pasado enero que revelaba que el 73% de los canadienses se muestran contrarios a que el país asuma la mitad de los costes de seguridad de Harry y Meghan en Canada. Y es que las estimaciones de este gasto varían desde los 1,3 millones de dólares (91.000 euros) y los 30 millones (27 millones de euros), según los analistas expertos.

Esta decisión cambiará la forma en que se ha gestionado la vida de los duques de Sussex hasta ahora, pues Canadá se había encargado de la seguridad de la pareja al tener el estatus de Persona Protegidas Internacionalmente. Esta distinción la ostentan diplomáticos, dignatarios y altos funcionarios extranjeros que estén realizando una visita oficial al país. Pero el 31 de marzo será la fecha límite en la que la pareja podrán disfrutar de este privilegio ya que dejarán de tener obligaciones como miembros de la Casa Real Británica.

Desde que los duques de Sussex anunciaron su intención de abandonar la Corona Británica como miembros ‘sénior’, eligieron Canadá como su país de residencia, al menos parcial a lo largo del año. Y no es de extrañar, ya que este fue el destino elegido por Harry y Meghan cuando decidieron tomarse un respiro de seis semanas para alejarse temporalmente del foco mediático.

La intención de Harry de Inglaterra y su esposa, Meghan, es ser financieramente independientes, decisión que ya ha acatado la soberana británica. A raíz de esto varias empresas se han puesto en contacto con el hijo menor de Carlos de Inglaterra para ofrecerle trabajo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias