DECLARACIONES

Madame de Rosa desvela los duros momentos que vive por coronavirus persistente

Ver vídeo

En plena nueva ola de coronavirus y en un momento crítico por la nueva variante Ómicron, la influencer y bloguera Madame de Rosa ha concedido una entrevista a la Agencia Gtres en la que se ha sincerado sobre los duros momentos que ha pasado a raíz de la enfermedad y también en la labor como enfermera que desarrolló en la primera etapa de la pandemia. La influencer ha reconocido que a pesar de que ya ha pasado algún tiempo, sufre Covid persistente, pero esto no le impide continuar con su trabajo con cierta normalidad.

Madame de Rosa
Madame de Rosa en una imagen de archivo / Gtres

A pesar de que en estos momentos la situación es complicada, la bloguera afronta con ilusión estas fechas, de hecho, el próximo Día de Reyes cumplirá cuarenta años y aunque espera poder celebrarlo por todo lo alto, no sabe si será posible hacerlo.

La influencer ha explicado algunos de sus tips para estar perfecta en esos días: “a ver, también depende mucho de qué manera lo vayas a pasar. Obviamente si estás en casa, pues puedes ir un poquito más cómodo, si ya lo pasas en algún restaurante, aunque tal y como están las cosas va a estar muy complicado. Pero yo creo que en casa tienes que buscar una combinación entre comodidad e ir guapo”, ha dicho Madame de Rosa, que de cara a la última noche del año sí que apuesta por looks un poco más elaborados: “que quizás incluso un poco con más brillos, que acaba el año y lo tienes que despedir bien. Yo la verdad es que casi siempre me intento poner algo de brillo. El año pasado me puse rojo, que fui con un vestido rojo, que dicen que da buena suerte. Y bueno, el 2021 no se nos ha dado muy mal, pero parece que acaba un poco de aquella manera”, recalca.

La bloguera ha comentado algunas de las claves para tener un armario perfecto: “una prenda que no falte nunca en mi armario, un pantalón vaquero que te siente de lujo, una camisa blanca, que sea atemporal y una blazer”. Además, reconoce que su color de la suerte es el blanco, aunque el rojo también está entre sus predilectos. Aunque hay veces que le gusta planear todos los detalles de sus looks, hay otras ocasiones en las que se deja llevar por la improvisación.

Madame de Rosa
Madame de Rosa en un front row en Madrid / Gtres

A día de hoy es una de las influencers más destacadas de nuestro país, pero no ha sido un camino fácil: “bueno, claro, sí que me ha costado. Ha costado mucho trabajo, esfuerzo, sacrificio, obviamente, y son muchos años, que yo llevo desde 2009 y claro, al final las cosas no te las regalan. Además, esto es un trabajo que lleva mucho trabajo detrás, que no se ve y que parece que es algo fácil, pero obviamente no lo es”, ha dicho.

Madame de Rosa reconoce que detrás de cada una de sus publicaciones hay muchísimo trabajo, tanto que le deja poco tiempo libre, aunque nunca se ha parado a contabilizarlo: “todos los días tienes que estar creando contenido. A lo mejor si tienes que en un día, pues has creado como varias cosas para para poder colgar diferentes días, pues ahí te das un respiro, pero vacaciones como tal al final nunca tienes”, explica.

Madame de Rosa
Madame de Rosa en un acto en Madrid / Gtres

La influencer nunca pensó que podía llegar a este punto: “hace 20 años yo trabajaba como enfermera. Siempre me ha encantado la moda y nunca, he pensado que yo me pudiera dedicar profesionalmente a la moda, porque toda mi vida he estudiado para ser enfermera. Entonces no, no me llegan a decir que iba a estar viviendo así, de esto, de la moda y yo hubiese alucinado”, ha explicado.

La bloguera reconoce que es selectiva en su trabajo y que rechaza algunos proyectos: “yo sólo saco las cosas que yo me compraría o las cosas que yo utilizaría, si me viene una propuesta de algo que yo no me compraría o que yo no utilizaría una crema, un champú, un que es algo que digo uy, esto no, no lo hago, no lo acepto. Yo sólo utilizo las cosas que me gustan”, sentencia.

A pesar de que está encantada con su trabajo, también le gustaba mucho ser enfermera: “mi vocación era la enfermería. Era como un mundo muy paralelo en mí. De hecho, cuando era pequeña, yo en mi escritorio tenía como un cuerpo humano, así como que iba haciendo por fascículos. Y al lado tenía dibujos de vestidos de moda que yo hacía, que me encantaba diseñar. Ha sido un mundo que siempre ha sido paralelo. Pero yo como soy muy tierra, muy cabezona, siempre he querido tener una profesión que sea como muy estable, muy fija. Entonces tiré por la enfermería sin dudarlo, porque es algo a lo que siempre me puedo agarrar, siempre me puedo dedicar y que me encanta. Y luego el mundo de la moda me hace volar, me hace soñar y bueno, es mi parte creativa que me encanta también poder vivir de ello”, ha comentado.

La bloguera, de hecho, ha sido uno de los rostros más activos en plena pandemia, aunque llegó a contagiarse y tuvo que dejarlo: “fue uno de los momentos más duros que he vivido en mi vida, te puedo decir, porque tuve que tomar la decisión de si quería ir a ayudar. La tomé. Iba con miedo. Llevaba siete años sin trabajar. Era entrar de repente en un hospital. Encima aquí en España, excepto cuando hice prácticas, no había trabajado en hospitalaria, porque yo he trabajado en el Suma, 112, que eran servicios de urgencias y ambulancias. Y claro, era todo nuevo para mí. Después de tanto tiempo, fue muy duro. Ahora ya estamos más acostumbrados, pero en marzo de 2020 entrar en un hospital y ver a todo el mundo con un EPI, parecía que era una película de ciencia ficción. Parecía la guerra. Fue duro”, explica la influencer, que estuvo trabajando pocos días porque se contagió muy rápido. “Me puse mala, lo pasé bastante mal, y estuve como dos meses muy desconectada y al final bueno, pues con mi familia, como estábamos confinados, pues bueno, pues estuve compartiendo tiempo, pero ya te digo que de las redes sociales tuve que estar bastante desconectada en ese tiempo”.

Madame de Rosa reconoce que incluso llegó a pasar miedo: “no tuve miedo, tuve pánico y luego en el momento en el que me contagié también porque al final era nuevo. En mi planta hubo una chica de 28 años que había acababa de dar a luz y murió. Eran momentos muy duros, que veías que también moría gente joven. Y bueno, pues tenías miedo. Pero bueno, al final, hemos salido de ahí y esperemos que se acabe esta pesadilla pronto”, recalca.

A pesar de que pudo pasar la enfermedad en casa, aún tiene secuelas: “pasas la enfermedad, das negativo, pero a pesar de ello sigues teniendo síntomas de la enfermedad. Hubo un periodo que estuve durante 6 meses con fiebre todos los días, di negativo y a pesar de ello tenía fiebre. Estuve 6 meses a diario con dificultad respiratoria, taquicardias y la fiebre se me marcho y se quedó el tema de la dificultad respiratoria y las taquicardias. Mi síntoma persistente es un daño neurológico, que es sobre todo la dificultad respiratoria, a pesar de que no tenga falta de oxígeno y las taquicardias”, comenta.

Aunque hace una vida normal, se somete a revisiones periódicas. Hay días en los que se encuentra mejor y otros peor, “como cualquier dolencia crónica que tienes que ir llevando los síntomas y hacer tu vida normal y puedo hacerla perfectamente”.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias