Guerra sin cuartel

El ultimátum de Kiko Rivera a su madre: «Mamá, tienes 24 horas para ponerte en contacto conmigo o tomaré acciones legales»

El hijo de Isabel Pantoja se ha sentado en 'Domingo Deluxe' dispuesto, ahora sí, a demandar a su madre si esta no se pone en contacto con él. Triste y abatido, se ha cansado de esperar una explicación.

Kiko Rivera se ha sentado en ‘Domingo Deluxe’ buscando justicia y respuestas acerca de qué ha pasado con esos supuestos 3 millones que su madre le debe. El hijo de Isabel Pantoja se ha cansado de esperar una disculpa y una explicación de su madre 100 días después de haber hablado con su progenitora por última vez. Abatido, afónico y con las cosas muy claras, llegaba a los estudios de Mediaset, donde era recibido por Jorge Javier Vázquez.

Kiko Rivera
Kiko Rivera, llegando a ‘Domingo Deluxe’ / Mediaset

Respecto a su estado de ánimo, Kiko no esconde el mal momento que está atravesando: «Lo he pasado mal. No quiero que la gente se olvide de que aunque mi madre me tenga jodido, no deja de ser mi madre». Cada día estoy más triste y más alejado de mi madre, llega un punto en que pienso que todo esto es ridículo». Está harto y ya ni siquiera quiere una disculpa materna: «Ya no busco el perdón, busco la explicación».

Para más inri, hay algo que el hijo de Paquirri no perdona y que ha empeorado más todavía la relación con su madre: «Pensaba que se iba a poner en contacto conmigo el día que murió mi suegro. Eso lo llevo clavado en el corazón. También que me ataque mandando mensajes cuando a ella le interesa», dice Rivera.

Kiko Rivera y Jorge Javier Vázquez, con un contador detrás de los días que llevan Kiko y su madre sin hablarse / Mediaset
Kiko Rivera y Jorge Javier Vázquez, con un contador detrás de los días que llevan Kiko y su madre sin hablarse / Mediaset

Poco ha tardado Kiko Rivera en dar el primer titular de su extensa entrevista: «Lo mío con mi madre no tiene solución porque no quiero que se solucione. Primer necesito una explicación y después veremos si quiero que se arregle». El sevillano se ha mostrado muy decepcionado y algo engañado por Pantoja: «Yo estaba cegado con mi madre, enamorado, era algo así como el complejo de Edipo», explica. Más duro se muestra cuando le preguntan por la soledad de la cantante e incluso pone algunos ejemplos: «Entiendo que se haya quedado sola en la vida. Yo he tenido que escribir a gente que trabajaba en Cantora pidiéndole perdón (…) he visto fanáticas de mi madre que llegaban allí y las ponía a trabajar».

El dolor del hijo hacia la madre se ha visto reflejado en reproches recurrentes por parte de Kiko Rivera: «Yo creo que mi madre tiene doble personalidad. Es una persona cuando estábamos todos en el salón en familia y otra cuando está en su cuarto. Es prepotente, déspota y testaruda». El marido de Irene Rosales ha aprovechado su visita para denunciar amenazas que sufre «por parte del ejército Pantojista, que son como los de la película ‘300’ y me mandan mensajes deseándome la muerte a mí y a mi familia».

Kiko ha contado anécdotas vividas con su madre que le han causado vergüenza: «He sentido bochorno al ver cómo mi madre ponía a pintar Cantora a amigos suyos que iban a verlo. Y lo que me impacta es que ellos estaban encantados». Otra tuvo lugar en el restaurante La Dorada: «Llegamos allí, mi madre se baja del coche y entró fumando al sitio cuando ya estaba la ley anti tabaco en vigor y ella se giró y le dijo ‘¡Yo sí!’ y entró con el cigarro encendido».

Kiko Rivera le da 24 horas a su madre para no denunciarla

En torno a las 23.00 horas de la noche, Kiko Rivera soltó la bomba, está dispuesto a denunciar a su madre: «La semana pasada fui a firmar para revocar los poderes que les di a mi tío Agustín y a mi madre. El miedo que yo tenía a demandarla es porque por sus antecedentes pudiera ir a la cárcel y yo no me lo perdonaría. Pero me comentan mis abogados que la mayoría de sus antecedentes deben estar prescritos. Si no has firmado, corre a firmar. En este mismo momento, mamá, te voy a dar 24 horas para que te pongas en contacto conmigo sea como sea y si no es así voy a tener que tomar las medidas de pedirte cuentas con todo lo que hayan hecho con esos poderes a mi nombre. Les llegará un requerimiento del notario y tendrán que rendirme cuentas para decirme dónde está ese dinero».

Kiko Rivera le da un ultimátum a Isabel Pantoja / Telecinco
Kiko Rivera le da un ultimátum a Isabel Pantoja / Telecinco

El artista no ha parado de soltar titulares que dejan en mal lugar a su madre. Ha confesado un episodio durísimo: «Me ha llegado a llamar a mi casa a las dos de la madrugada diciendo que se quería quitar la vida porque había discutido con mi hermana. Yo cojo el coche, voy a Cantora y me dice que le dijera que se busque un abogado porque le va a quitar los apellidos. También me pide que fuera a televisión a hablar mal de mi hermana y después me ha felicitado por ello». Kiko insiste en que «mi madre solo se mueve por dinero y me dijo que si no cobraba la exclusiva ella no venía a mi boda, que es el momento más feliz de mi vida». «Eres ridícula mamá, tú y tu hermano», sentencia.

Jorge Javier Vázquez le ha preguntado que si con todo lo que sabe prefería tener otra madre y Rivera ha dicho que «hubiera preferido tener otra vida para enterarme de las cosas antes y quizás podría haber ayudado más a mi madre. Siento pena por ella, pero tengo que mirar por mí ya que ella no mira. Ya no me vale lo de ‘su pequeño del alma con su piel de canela’». Aunque Pantoja decida llamarle por teléfono hay cosas que Kiko no va a perdonar como el hecho de hablar mal de Irene Rosales. Lo tiene enquistado y eso no va a cambiar «ni aunque llegue la Navidad del 2021», dice el sevillano.

Kiko: «Mi madre y mi tío han tenido comentarios xenófobos hacia mi hermana»

Kiko Rivera ha desvelado un episodio muy duro que podría afectar a Chabelita: «Ha habido momentos en los que gente de Cantora ha tratado a mi hermana Isa como una hija de segunda. No hace falta decir nada sino una mirada o un gesto. He escuchado muchísimos comentarios muy despectivos hacia ella,  muchas veces de corte xenófobo por parte de mi tío y de mi madre (…) La mayor humillación que se le puede hacer a un hijo es que alguien de tu familia hable muy mal y quiera demandar a tu hijo y tú no lo frenes».

Jorge Javier le ha preguntado si su madre había expresado alguna vez su arrepentimiento por adoptar a su hermana pero Kiko ha contestado sin contestar: «No quiero hacerla daño porque está viviendo un momento estupendo. Viendo mi cara ya sabéis la respuesta…».

También muy tajante se ha mostrado Kiko Rivera contra su tío Agustín: «No le tengo miedo. Le recuerdo que está en mi casa y que si sigue ahí es porque está mi abuela». Preguntado por si desearía echarle de su casa, el Dj se desmarca diciendo que «me gustaría ver cómo mi madre actúa sin su hermano al lado».

Lo último en Actualidad

Últimas noticias