Un reto más

EXCLUSIVA: Todos los detalles de la nueva dieta de Kiko Rivera

Los kilos que quiere perder, sus comidas favoritas, las anécdotas... hablamos con la clínica de medicina estética con la que Kiko Rivera busca adelgazar y obtener una mejor versión de sí mismo.

Ver vídeo

Kiko Rivera ha tomado una de las decisiones más importantes que una persona puede llevar a cabo. No está a gusto con su cuerpo y quiere modificar su figura. Casi cuatro años después de implantarse una banda gástrica, gracias a la que perdió más de 30 kilos, el hijo de Isabel Pantoja ha recuperado gran parte de ese peso. No está a gusto consigo mismo y por eso ha empezado una nueva dieta para perseguir dos objetivos: perder 15 kilos y quitarse la mencionada banda.

Olvidarse de los kilos de más para siempre no pasa por ninguna dieta ‘milagro’ que le haga un efecto rebote sino por cambiar sus hábitos de vida por otros más saludables y extenderlos durante el tiempo. En su primera semana ha conseguido reducir 1 kilogramo, una cantidad que escenifica el primer paso de su reconversión.

Esto es lo que pesa hoy Kiko Rivera, antes de iniciar su nuevo tratamiento / Instagram
Esto es lo que pesaba este lunes Kiko Rivera, antes de visitar la clínica del doctor Ortiz / Instagram

Este mismo martes, Kiko Rivera tiene una cita en la clínica sevillana del Doctor Ortiz, especialistas en medicina estética. Para él son expertos de absoluta confianza ya que también tienen como cliente a su mujer, Irene Rosales. Look ha podido hablar con los responsables de hacer el seguimiento a Kiko para conocer todos los detalles de su nuevo plan nutricional. ¿Cuántos kilos quiere perder? ¿En qué se basa su alimentación? ¿Cómo lo está llevando él? o sus comidas de dieta favorita son algunas de las preguntas a las que damos respuesta.

El hijo de Paquirri tomó la decisión de adelgazar a su vuelta de Nepal, donde estuvo grabando el programa ‘Planeta Calleja’. Fue el pasado martes 4 de mayo cuando comenzó su plan nutricional previo análisis de composición corporal para chequear que estaba apto para llevarla a cabo. Lo primero que introducen desde la clínica es que «es una dieta médica proteinada con nutrientes de un alto valor biológico e hidratos de carbono en forma de verdura».

Desde el centro de medicina estética le cuenta a este digital cómo está Kiko Rivera: «Llegó de Nepal muy motivado, con ganas de sentirse más ágil». Como anécdota desvelan que han creado un grupo de WhatApp con él para hacer el seguimiento diario. A través del chat, Kiko les plantea dudas sobre qué comer en determinados momentos. Por ejemplo, la semana pasada estuvo en un bar donde le pusieron unos cacahuetes de aperitivo. No dudó en consultar a los médicos sobre si podía o no comerlos: «Ni se te ocurra», le dijeron entre risas. En su lugar debía optar por consumir algo con menos calorías y que estuviera contemplado dentro de su dieta. De esta manera conseguirá modificar sus hábitos alimenticios por otros mejores.

Si algo no puede pasar es hambre. Una buena dieta no contempla esa opción y en el caso de Kiko Rivera está ingiriendo cada 2 horas y media hasta completar sus cinco comidas diarias. Uno de los puntos más atractivos de esta nutrición es que puede degustar sabores dulces pero libres de azúcar gracias a su alto poder biológico y aporte proteínico: «Tiene galletas que saben a Oreo, barritas de chocolate y le hemos incluido unos croissants salados a los que les puede untar una Nutella», dicen.

Los favoritos de Kiko Rivera

Poco a poco, el marido de Irene Rosales va generando adherencia a esta nueva dieta. Lleva pocos días pero ya tiene algún que otro plato favorito: «Le han encantado unos nidos de falsa pasta con tomate sin azúcar y acompañados de champiñones a la plancha». Kiko tiene muchas posibilidades a la hora de combinar macronutrientes, pero las verduras son eje principal: «Puede comer hasta 150- 200 gramos de verdura a mediodía y por la noche se puede hacer, por ejemplo, un gazpacho». La alimentación se complementa con productos biológicos y saludables que dan el toque diferencial: «A él le encanta uno que sabe a nachos con queso u otros con patatas sabor cebolla», nos comentan.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)

El objetivo que se ha marcado Kiko Rivera es perder 15 kilos. Otra cosa que tiene clara es que si puede se va a quitar la banda gástrica porque no quiere vivir con ella: «Tiene unos efectos secundarios complicados porque la van aflojando, apretando…». Al sevillano le ha convencido esta idea de dieta porque sabe que es muy difícil que se produzca un efecto rebote. La razón es que las proteínas fomentan la preservación de tejido muscular, evitando que se convierta en grasa.

El camino no va a ser fácil ya que el primogénito de Isabel Pantoja tiene problemas reconocidos de ansiedad. Este obstáculo está contemplado y Kiko lo va a combatir mediante el triptófano. Se trata de un aminoácido esencial del cuerpo involucrado en la producción y mantenimiento de las proteínas, músculos, enzimas y neurotransmisores. En su caso las tomará mediante barritas de chocolate y gracias a él logrará aplacar la temida ansiedad.

En escasas horas, Kiko Rivera visitará la clínica del doctor Ortiz para seguir dando pasos de cara a su gran cambio y estos son todos los secretos de su dieta. A continuación, repasamos cómo ha sido su evolución física.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias