Nuevo varapalo

Kiko Rivera desvela la enfermedad que ha heredado de su madre y de su tío

Kiko Rivera / Gtres
Kiko Rivera / Gtres

Todo son malas noticias para Kiko Rivera. Primero, una fuerte crisis de gota y ahora diabetes. Y no solo la salud está atormentando la vida del DJ, sino que los rumores que quieren acabar con su matrimonio, el enfrentamiento con su madre y el distanciamiento de su hermana también están haciendo mella en él. Aunque el año acaba de comenzar, ya no hay hueco para más disgustos en su vida.

Kiko ha compartido en sus redes sociales este nuevo revés en su salud y, aunque se encuentra aún asimilándolo, ha querido afrontarlo con fuerza y coraje. “Estamos acostumbrados a subir solo las cosas bonitas. Pues bien, desde este jueves que estuve en el médico, me han diagnosticado diabetes”, ha compartido con sus seguidores acompañado de una foto que muestra un medidor de los niveles de glucosa. Parece que este nuevo problema con el que tiene que convivir el hijo de Isabel Pantoja es herencia de su madre y de su tío Bernardo, como bien ha escrito en el stories. “Estoy asimilándolo todavía. Estos son los números en ayunas. Toca cuidarse chicos. Toca tomarse la vida de otra manera. Toca echarle huevos y, sobre todo, vivir”, ha finalizado.

Kiko Rivera / Instagram
Kiko Rivera / Instagram

El marido de Irene Rosales, aún convaleciente por su doloroso ataque de gota, es consciente de que tiene que empezar a cuidarse y ganas no le faltan. Sacando fuerzas de flaqueza, el DJ ha querido compartir una nueva instantánea del medidor de glucosa, confesando a sus followers que, a pesar de bajar ayer el nivel de azúcar, esta mañana ha vuelto a subir. “Esta semana tenemos que conseguir bajarla y estabilizarla”, se ha propuesto a sí mismo. Y, como ya es característico en él, ha utilizado el humor para sobrellevar esta piedra que se ha encontrado en el camino: “Estoy pasando más hambre que un gatito chico”.

Kiko Rivera / Instagram
Kiko Rivera / Instagram

Su diabetes hereditaria parece provenir de Isabel Pantoja y de su tío Bernardo, que fue ingresado hace unos meses a causa de esta enfermedad. De igual forma, su madre sufrió nefropatía diabética durante su estancia en la cárcel. Esta enfermedad, que la llevó a estar tres semanas ingresada, consiste en una serie de alteraciones en el riñón que se producen en personas que sufren esta dolencia cuando el control de la glucosa en sangre no ha sido del todo adecuado. Incluso en 2006 tuvo que cancelar un concierto en el Palau de la Música de Barcelona por sufrir una fuerte subida de azúcar.

Si bien es cierto que, hace un tiempo, sus seguidores ya se preocuparon y le avisaron de una posible diabetes, no ha sido hasta ahora cuando un médico se lo ha diagnosticado. Era él mismo quien hacía saltar las alarmas tiempo atrás al publicar en sus redes sociales lo cansado que estaba, algo que relacionó con tener el azúcar bajo. Unas declaraciones que no pasaron desapercibidas entre sus fans, quienes le aconsejaron acudir al médico cuando antes. Ahora, en un momento duro para el sevillano, tendrá que sacar todas sus fuerzas para hacer frente a este nuevo varapalo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias