En el juzgado de Chiclana

Isabel Pantoja no se presenta a su primer acto judicial de 2021

Se suspende el acto de conciliación que tenía fijado la tonadillera este martes al asegurar que no ha recibido de manera oficial la citación.

Ver vídeo

Isabel Pantoja no se ha presentado al acto de conciliación que tenía fijado a las 11:00 AM de hoy en el juzgado de Chiclana, según ha desvelado Paloma García-Pelayo en ‘El Programa de Ana Rosa’. Era la primera cita judicial del año para ella, según cuenta hoy la propia periodista en nuestro digital. Un encuentro a razón del requerimiento, desvelado en Look,  que una buena amiga de Sevilla le puso a la cantante, hace unas semanas, con el fin de que le devolviera el dinero de sus ahorros que la prestó para ayudarla a pagar su deuda por el Caso Blanqueo.

Fue el pasado 7 de febrero cuando el juzgado de la localidad gaditana dictaba una providencia en la que se admitía a trámite una demanda de conciliación, el paso previo a la judicial. La cita para intentar llegar a un acuerdo estaba fechada para este martes 16 de marzo. Isabel Pantoja no ha acudido, si bien es cierto que no estaba en la obligación de hacerlo. Los que sí debían haber estado presentes eran sus abogados, encargados de conciliar para evitar que su clienta vuelva a sentarse ante un juez. Sin embargo, esta mañana en el juzgado de Chiclana solo estaban los representantes legales de la demandante. Nadie por parte de Pantoja.

Paloma García-Pelayo ha explicado por qué Isabel Pantoja no se ha presentado / Mediaset
Paloma García-Pelayo ha explicado por qué Isabel Pantoja no se ha presentado / Mediaset

Ante esta inesperada situación, el juzgado revisa que está ocurriendo y se dan cuenta de que la intérprete de ‘Así fue’ no dispone de un ‘recibí’ que certifique que tiene en su poder esta citación. Al residir en Medina Sidonia, el trámite para que le hubiera llegado es el siguiente: el juzgado de Chiclana manda un exhorto al juzgado de paz de la primera localidad para que se notifique de la cita a Pantoja. Se le puede hacer llegar de manera personal o por correo. En principio se descarta que hubieran intentado hacerlo de manera presencial dado que si no ya sabrían que no habían podido notificarlo.

Este tipo de procedimiento no es extraño por parte de Isabel Pantoja. Hay que recordar que tiene antecedentes en no responder a este tipo de avisos. Ya sucedió lo mismo con los requerimientos de su hijo Kiko o con el de Francisco y Cayetano Rivera, en el que reclamaban los trastos de Paquirri. En esa ocasión fue el propio notario el que se personó en Cantora para hacérselo llegar.

En la citación que Pantoja debía haber recibido se especificaba la fecha -hoy- en la que se iba a celebrar dicho acto de conciliación. Al no poseerla, no se ha presentado. Paloma García-Pelayo tiene constancia de que los abogados de las dos partes han hablado. Cintia Ruiz, defensora de la cantante, sí que conocía la fecha, pero ha decidido no presentarse al no recibir la notificación oficial. Tras esta incomparecencia se ha establecido una nueva fecha para resolver el asunto y coge fuerza la posibilidad de que Isabel Pantoja busque ganar tiempo.

El programa de Telecinco ha hablado con L. , la demandante, que antes del encuentro de hoy se mostraba esperanzada: «Espero no tener que ir a juicio, solo quiero que haya un acto de conciliación en el que me dé lo mío y ya está. Espero arreglarlo con Isabel, es tan raro todo que no sé». Tras el acto de conciliación, la quiosquera se mostraba más abatida: «Estoy un poco decepcionada porque quería que se solucionara hoy todo. Me esperaba que Isabel Pantoja y sus abogados no acudieran, pero si no quieren por las buenas, será por las malas».

Esta demanda llega a raíz de la deuda que Pantoja contrajo en el año 2014 con una quiosquera sevillana. En aquel momento había sido condenada por la Audiencia Provincial de Málaga a 24 meses de prisión y una multa de 1.147.148 euros. La artista pidió dinero a sus allegados para poder pagar esta elevada cantidad y una de las que se volcó fue esta octogenaria mujer, que prestó todos sus ahorros a la tonadillera. 86.000 euros, transferidos desde su fondo personal en dos pagos diferentes (80.000 +6.000) con la esperanza de estar ayudando a una amiga en problemas. No obstante, Isabel solo le devolvió 10.000 euros y desde el 2017 hasta ahora no ha saldado los 76.000 euros restantes. Ya con una edad muy avanzada, con una situación económica muy acuciante y harta de no poder disponer de su dinero, L. ha decidido dar el paso definitivo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias