Muy inesperado

Felipe y Letizia: el exitoso ‘matrimonio imperfecto’ frente al fracaso de los ‘yernos 10’

Ver vídeo

Nuevo escándalo en la Familia Real española. Nada hacía presagiar el desenlace de la historia de amor entre Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. Unidos a pesar de las dificultades que pusieron en jaque su matrimonio: el ingreso en prisión del ex Duque de Palma por el caso Noós. El 17 de febrero de 2017 la Audiencia Provincial de Palma sentenciaba a Iñaki a 6 años y 3 meses de cárcel por varios delitos, entre ellos, uno contra la Hacienda Públia y fraude a la Administración Pública. El 18 de junio de 2018 ingresaba en el centro penitenciario de Brieva -Ávila-.

La Infanta ha estado a su lado hasta casi el final, pues ahora disfruta del tercer grado desde enero de 2021. No ha podido ser. Hace tan solo unos días que salieron a la luz unas imágenes con las que se confirmaban que el exjugador de balonmano había encontrado de nuevo el amor. Tal y como se puede apreciar en el reportaje de la revista Lecturas, Urdangarin paseaba en actitud cariñosa junto a una mujer hasta hace una semana desconocida. Se llama Ainhoa Armentia y trabaja con él en el buffete de abogados. “Estas cosas pasan y las vamos a gestionar de la mejor manera posible”, decía Iñaki Urdangarin después de que se conociera esta noticia que les ha colocado en primera plana mediática.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin el día de su boda./Gtres
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin el día de su boda./Gtres

Ya no hay marcha atrás. El 24 de enero  Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina emitían un comunicado oficial con el que dejaban claro que “interrumpen su relación matrimonial».»De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin», rezaba el escrito con el que se pone punto final a su historia de amor.

1996 fue la fecha en la que se conocieron Urdangarin y la hija del rey don Juan Carlos y doña Sofía. El escenario no fue otro que los Juegos Olímpicos de Atlanta. El 29 de abril de 1997 la Casa Real anunciaba su compromiso, al poco de iniciar la relación. Unos días después, el 3 de mayo la pareja posaba por primera vez junta. Pasado el verano, el 4 de octubre de 1997 se dieron el esperado ‘sí,  quiero’ en la catedral de Barcelona. Un enlace que fue de lo más mediático y que reunió a más de 1.500 invitados en el Palacio de Pedralbes. Se desplazaron numerosos rostros conocidos de nuestro país y otros muchos de otras casas reales europeas hasta la ciudad condal.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, en su boda. / Gtres
Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, en su boda. / Gtres

El broche de oro a su romance lo pusieron cuando se convirtieron en padres de sus cuatro hijos. El mayor de todos, Juan, nació el 29 de septiembre de 1999. Pablo Nicolás nació el 6 de diciembre de 2000. El 30 de abril de 2002 llegaba al mundo Miguel y más tarde, el 5 de junio de 2006 lo hacía Irene.

El matrimonio formado por Iñaki y la Infanta gozó en su día del beneplácito de los que por aquel entonces eran los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía. Además, había buena sintonía entre las familias políticas y un gran apoyo a Urdangarin por parte de sus cuñados. La Familia Real española vio con buenos ojos la unión de la hermana de la infanta Elena y el exdeportista, sin embargo, la decepción por este inesperado final ha provocado en el Rey Juan Carlos cierto “dolor”, tal y como ha revelado Ok Diario.

La infanta Elena y Jaime de Marichalar, en una imagen de archivo./Gtres
La infanta Elena y Jaime de Marichalar, en una imagen de archivo./Gtres

 Otro de lo matrimonios que estaban bien vistos por la Casa Real fue el de la infanta Elena y Jaime de Marichalar. Fue la primera hija del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía que pasó por el altar. La ceremonia tuvo lugar en Sevilla el 18 de marzo de 1995. Tuvieron dos hijos, Juan Felipe Froilán y Victoria Federica. Una década después llegó su separación. Tuvo lugar el 13 de noviembre de 2007, cuando la Casa Real anunció el “cese temporal de convivencia” de los duques de Lugo, aunque por aquel entonces no firmaron los papeles de divorcio. En 2010 la infanta Elena y Jaime de Marichalar se divorciaron legalmente.

Marichalar, aristócrata, hijo del VIII Conde de Ripada, perteneciente al Ilustre Solar de Tejada y, por tanto, Caballero Divisero Hijodalgo, Don Jaime de Marichalar se perfiló como el novio perfecto para la primogénita de los Don Reyes Juan Carlos y Doña Sofía. Ni siquiera su resbalón tras asegurar que su primer hijo era al nacer “igualito a su madre el pobre”, hizo mella en una relación de familias políticas que marchó como la seda hasta que se convirtió en el gran olvidado tras el cese temporal de la convivencia.

El Rey Felipe y la Reina Letizia en un acto de gala./Gtres
El Rey Felipe y la Reina Letizia en un acto de gala./Gtres

La polémica estuvo servida cuando una periodista se podía convertir en Princesa para más tarde ser Reina. El matrimonio de Felipe y Letizia ha roto con todos los estereotipos y ha demostrado ser uno de los más estables de la monarquía europea. La actual Reina de España fue mirada por lupa cuando entró a formar parte de la Familia Real española. El hijo de don Juan Carlos dio un golpe en la mesa con un único objetivo, el de llevar a Letizia Ortiz Rocasolano hasta el altar. Era divorciada y republicana, por lo que era un gran inconveniente para el futuro de la Monarquía. Los rumores sobre una complicada relación con la familia de don Felipe nunca han dejado de cesar. No hay más que echar la vista atrás para recordar aquel incidente que tuvo con doña Sofía en 2018 en la catedral de Palma. Dos décadas después, el matrimonio sigue en pie tras superar habladurías sobre una posible crisis. Se muestran unidos y más enamorados.

 

 

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias