Notable ausencia

Harry y Meghan no estarán presentes en el tributo a la princesa Diana

Ver vídeo

Han pasado 24 años de la muerte de Diana de Gales. La Princesa fallecía el 31 de agosto de 1997 en un accidente automovilístico en el Puente del Alma, situado en París, junto al que por aquel entonces era su pareja, Dodi Al-Fayed. Un duro mazazo para sus hijos, el príncipe Guillermo y el príncipe Harry. Desde entonces, han sido numerosos los homenajes que se han realizado en su honor. El próximo martes, se celebra una fiesta en honor a Diana Spencer. El acto tendrá lugar en el Palacio de Kensington, residencia real en la que vivió con el príncipe Carlos.

El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo./Gtres
El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo./Gtres

Acontecimiento al que asistirán un centenar de invitados y numerosos rostros conocidos como, por ejemplo, Elton John. Sin embargo, habrá una notable ausencia. Según ha adelantado la revista Hello! ni el hijo menor de la Princesa ni Meghan Markle estarán presentes en la celebración pese a que en las últimas semanas se ha especulado sobre una posible visita a Londres. Por el momento, no será así.

Estatua de la princesa Diana de Gales./Gtres
Estatua de la princesa Diana de Gales./Gtres

Es necesario recordar que Harry, sí viajó a la ciudad que le vio crecer el pasado 1 de julio, día en el que su madre hubiese cumplido 60 años. En esa fecha señalada en el calendario de los príncipes se inauguró una estatua de Diana de Gales en los jardines de Kesington, obra realizada por el escultor Ian Rank-Broadley, que tenían previsto inaugurar en 2017. «Recordamos su amor, fuerza y carácter, cualidades que hacían de ella un torrente de bondad alrededor del mundo, cambiando incontables vidas de la gente. Cada día deseamos que ella estuviese aún con nosotros y esperamos que esta estatua sea considerada para siempre como un símbolo de su vida y su legado», expresaron al descubrir el monumento.

El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo./Gtres
El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo./Gtres

Al no haber podido festejar y realizar el evento con normalidad debido a la pandemia del coronavirus, la celebración se realizará el próximo 12 de octubre. Esta decisión del príncipe Harry supone una grieta más en su relación con la Familia Real británica. Desde hace un año, concretamente desde que se trasladó a Estados Unidos son varias las polémicas en las que se ha visto envuelto el duque de Sussex y el resto de miembros de la familia, incluida la reina Isabel II. Fue en el funeral del duque de Edimburgo, que tuvo lugar el pasado mes de abril, cuando Harry se reencontró con los Windsor. El príncipe Harry participó en el cortejo fúnebre y asistió a la misa posterior en la capilla de San Jorge.

Por otro lado, la última vez que estuvo Meghan Markle en Reino Unido fue en marzo 2019, ya que no pudo acudir a dar el último adiós a Felipe de Edimburgo debido a su avanzado estado de gestación. Meses después nació su segunda hija, Lilibet Mountbatten-Windsor.

 

Lo último en Actualidad

Últimas noticias