A fondo

Georgina habla de su vida antes de conocer a Cristiano: «Sé lo que es llegar justa a final de mes»

La modelo española vuelve a demostrar su lado más humilde y a dejar claro que, pese al lujo que envuelve su vida, no olvida sus raíces.

  • LOOK

Dicen que no es oro todo lo que reluce y Georgina Rodríguez sabe un rato de esto. La modelo vive una vida repleta de lujo, caprichos y vanidad. Se siente afortunada de poder tener todo lo que quiera al alcance de la mano. Una fama que catapultó cuando comenzó a salir con Cristiano Ronaldo. Hace cinco años solo era una dependienta de una tienda de lujo en la milla de oro de la capital, pero la llegada del futbolista a su vida la ha convertido en una diva, en una de las mujeres más seguidas del mundo en Instagram y en un icono de belleza.

Los anunciantes se la rifan y eso lo saben muchas cabeceras de moda que quieren llevarla a su primera página. La ultima ha sido ‘InStyle’, que ha contado con ella como portada para su edición del mes de marzo. En ella se esconde una entrevista con Georgina repleta de sinceridad. Pese al glamour que envuelve su vida, la oscense no se olvida de donde viene: «Yo también sé lo que es empezar desde abajo y llegar justa a final de mes. Empatizo mucho con la gente debido a mis orígenes humildes», dice.

Con estas palabras, la novia de Cristiano Ronaldo quiere alejar las voces críticas que sostienen que una rica como ella permanece ajena a los problemas mundanales. Hay que recordar que proviene de una familia desestructurada, lo mismo que le sucede al delantero de la Juventus. Eso sirvió para unirles más todavía. Georgina Rodríguez es perfectamente consciente de que, si no llega a convertirse en su novia, las puertas del mundo de la moda no le habrían abierto tan de par en par. Siempre soñó con una ‘dolce vita’ como la que está viviendo ahora mismo, pero también reclama que ha tenido que labrarse su presente: «He trabajado mucho y he tenido una vida sacrificada y el universo me ha recompensado con lo más grande: una familia hermosa».

Su humildad se percibe en varios aspectos. Uno de ellos es que no tiene el ego nada subido, pero siempre se ha aceptado tal y como es: «Es cierto que no siempre he brillado por mi belleza, pero siempre he sido feliz», cuenta en la entrevista. El segundo punto es su altruismo: «Ahora que puedo, permitirme ayudar a los demás es lo que más me satisface».

Look investigó hace algunas semanas esta vertiente tan humilde Georgina Rodríguez, que tan poco tiene que ver con esas imágenes que cuelga en su Instagram en las que presume de bolsos de Hermès o ropa de Louis Vuittot. Tras ese lujo se esconde una Georgina que lo que en realidad le hace feliz es ayudar. Para ello hablamos con la presidenta de la Fundación Nuevo Futuro: Pina Sánchez Errázuriz. Ella nos contó que la española contacta con ella cada cierto tiempo para poder ayudar a los más necesitados: «A mí ella me contó que su vida había cambiado por completo, que la regalan de todo pero que se lo da a sus amigas porque no lo necesita y no le interesa. Me dijo que lo hacía feliz de verdad era seguir ayudando porque ella venía de una familia humilde y no iba a perder su esencia», nos comentó.

Georgina Rodríguez
Georgina está muy implicada en su labor solidaria / Gtres

Esta entrevista de Georgina para ‘InStyle’ continúa la estela más humilde de la influencer que este digital abrió. Y es que más allá de bolsos y tacones, lo que más llena a Rodríguez es prestar su apoyo a los demás.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias