De manera temporal

Dulceida dice adiós a las redes sociales: «Me siento perdida y necesito reconstruirme»

Ver vídeo

Hay ocasiones en las que las redes sociales edulcoran la vida. No todo lo que se refleja en ellas se corresponde con la realidad. Hasta el mayor influencer puede tocar fondo. Y eso es precisamente lo que le ha pasado a Dulceida. La catalana está viviendo uno de los veranos más complicados de su vida a nivel emocional. A su ruptura sentimental se le ha sumado el reciente fallecimiento de su abuela.

Han sido dos mazazos que han terminado por hundir el ánimo de la vloguera y que han servido como detonante para tomar su decisión más dolorosa: dejar las redes sociales. Al menos, aparcar su actividad de manera temporal hasta que sane su salud mental. Una determinación muy dura ya que gracias a ellas se ha hecho grande durante los últimos 12 años.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida)

A través de un vídeo en el que aparece bailando en la playa bajo una idílica puesta de sol, Dulceida se comunica con sus 3 millones de seguidores con la mayor de las sinceridades: «Hoy hago un parón, hoy me voy 🤍Necesito reconstruirme, necesito abrazarme y cuidarme para volver. Me siento perdida y necesito encontrar el camino para recuperar mi alegría y volver a reconocerme, volver a ser yo y volver a quererme. Esta siendo un año de mierda», empieza diciendo.

La influencer apunta a la muerte de su abuela como una de las trágicas noticias que han condicionado este 2021: !El martes se fue mi abuela para siempre y la echo de menos a cada minuto, sigo sin creérmelo y duele. Aunque se que ahora ella me ayudará».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida)

Sin embargo, hay algo más delicado que Dulceida está sufriendo y ha decidido atajar: «Desde hace unos meses estoy recibiendo un acoso constante en redes sociales sobre mi relación, por parte de unos pocos, que hacen mucho ruido y también mucho daño a mí y a las personas que me quieren». Hay que recordar que Alba Paul y ella decidieron darse un tiempo a comienzos de verano para ver cómo evolucionaba su matrimonio estando separadas y su futuro es incierto.

La única vía de escape que ve Aída Doménech es frenar en seco la publicación de contenido en su Instagram, TikTok y Twitter: «Por estas razones, por mí y por mi salud mental, necesito parar. Soy una persona muy fuerte y nunca pensé que podría llegar a sentirme como me siento hoy, pero yo misma me estoy haciendo daño y no puedo más. En algunos momentos soy mi peor enemiga exigiéndome y machacándome, estoy segura de que muchos me entenderéis. A veces, no puedes con todo y hay que parar, pedir ayuda y priorizar tu salud mental», explica.

Por último, Dulceida promete volver pronto habiendo superado todos estos problemas que la impiden avanzar: «Estoy dispuesta a seguir luchando y hacer de todo esto un aprendizaje para quedarme con lo bueno e intentar mejorar lo malo. Será raro, a mi vuelta os contaré. Llevo 12 años dando guerra por aquí, compartiendo mucho de mí todos los días acompañada siempre por los mejores, una familia de preciosos llena de amor.
Soy una mujer fuerte pero siento que ahora mismo estoy cargando con mucho y esto no puede ser un peso más, no me siento con fuerzas.
Espero tenerlas en septiembre y volver a tope, con mi sonrisa, mi voz repelente de bebe, mucho amor que daros y aventuras que vivir. Os quiero siempre 🤍✨», concluye.

Dulceida y Alba Paul
Dulceida y Alba en una imagen de archivo / Gtres

Lo último en Actualidad

Últimas noticias