Primeras declaraciones

Caso Mainat: una declaración de inocencia, una infidelidad confesa y un fular con significado, Ángela Dobrowolski lo cuenta todo

La mujer del productor ha habla por primera vez de lo que pasó la noche de autos

  • LOOK

Han pasado tres semanas desde que se conociera el intento de asesinato del productor Josep María Mainat. Un incidente por el que se acusó directamente a su mujer, Ángela Dobrowolski, y que tuvo lugar la madrugada del 22 al 23 de junio. Los hechos saltaron a la luz pública tras la denuncia de Pol Mainat, el hijo mayor del empresario nacido de su relación con Rosa María Mainat, y a partir de ahí la polémica ha estado servida. Acusaciones de robo, de malos tratos, coacciones, amantes, y un incesante entrar y salir de personas de la casa familiar, con y sin peluca, ha sido la tónica que ha rodeado el denominado ‘Caso Mainat’ a lo largo de estos días. Pero hasta el momento el único protagonista que se había pronunciado había sido el que fuera integrante de ‘La Trinca’, a través de un comunicado en el que expresaba cómo se sentía y, en el que además, pedía respeto para él y para sus dos hijos pequeños.

Ángela Dobrowolski
La puesta en escena de la mujer de Mainat estaba medida hasta el último detalle: peluca, gafas de sol y el fular azul que lució el productor el día de su boda/Cuatro

Ángela solo se había dejado ver en dos ocasiones: una ejerciendo de anfitriona con los medios de comunicación apostados a las puertas de su casa, y otra, saliendo de su domicilio con peluca y gafas de sol, intentando pasar desapercibida. Así fue como se presentaba anoche en la primera entrevista que ha ofrecido para contar su versión. Lo hacía en el programa ‘En el punto de mira’, con una estudiada puesta en escena digna del mejor reality. Dobrowolski empezaba su intervención ataviada con una peluca negra, gafas de sol y el fular azul que llevó Josep María el día de su boda. Minutos después, y tras explicar que estaba nerviosa porque este era su «gran destape», la mujer de Mainat se despojaba de su atuendo para hablar sin esconderse.

Ángela Dobrowolski
«Es mi gran destape», así ha empezado la mujer de Mainet la que ha sido su primera entrevista/Cuatro

A partir de ahí Ángela Dobrowolski contaba con todo lujo de detalles cómo había sido su vida junto a Mainat, defendiendo en todo momento su inocencia. No admite las acusaciones vertidas sobre ella y para eso tiene una explicación, la misma que ha mantenido a lo largo de estos meses y que dará en los juzgados el próximo domingo en la vista para la que está citada la expareja. «Yo no intenté matar a mi marido», decía después de calificarle como «frío, calculador, vengativo, o abusivo». Y terminaba contando que «en el atestado hay más de una incoherencia y más de una mentira absurda como que yo no sabía que el glucómetro tiene memoria. ¿Qué familiar de un diabético se cree esto?».

Pero sí reconocía haberse levantado de la cama hasta en 13 ocasiones la noche del presunto intento de asesinato, como así lo atestiguan las cámaras de vigilancia del interior del que fuera el domicilio conyugal. Aunque las razones distan mucho de lo que se ha comentado hasta ahora ya que su explicación se basa en que su insomnio le hace acudir a la ingesta de dulce para intentar conciliar el sueño.

Ángela Dobrowolski
La mujer de Mainat no ha tenido reparo en acusar a su marido de estar detrás de todo/Cuatro

La mujer de Josep María Mainat daba entonces su versión de los hechos del día de autos por el que el domingo acudirá al juzgado en condición de acusada, mientras que el creador de ‘Operación Triunfo’ lo hará como testigo. «Esa noche se entera de que yo le había sido infiel y de que todavía sigo con esa infidelidad  -Gabriel, el supuesto scort con el que ha convivido esta semanas-. Ya se había abierto la caja de Pandora y no se lo podía negar», contaba culpándole además de haberla agredido tras despertarse del coma. Y aunque no podía evitar las lágrimas al hablar sobre lo enamorada que ha estado, no dudaba en responsabilizar a Mainat de estar detrás de todo. «En mi detención ha habido muchos errores y yo tengo la tendencia de llamar a esos errores ‘favores’. La palabra de mi marido es suficiente para enviarme a mí al calabozo». ¿Cuál será la decisión del juez?.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias