giro en la situación

Britney Spears pide cárcel para su padre

La cantante ha comparecido en una inesperada vista ante el tribunal donde ha asegurado sentirse enfadada y deprimida y ha pedido que se ponga fin a la tutela por parte de su progenitor, ya que quiere tomar las riendas de su vida.

Ver vídeo

Britney Spears se encuentra en una encrucijada. Después de unos años complicados, la que fuera una de las artistas más importantes de la década de los noventa quiere tomar definitivamente las riendas de su vida. Spears ha comparecido ante la magistrada Brenda Penny para poner punto final a la tutela por parte de su padre, en una vista solicitada por ella misma de manera excepcional:  “no estoy contenta. No puedo dormir, me siento enfadada y deprimida y lloro todos los días”, ha dicho la cantante en una declaración virtual.

Britney Spear
Britney Spears en una imagen de archivo / Gtres

Y es que desde el año 2008 su padre, Jamie Spears es el encargado de la supervisión de sus finanzas hasta el mínimo detalle. Lo hace junto a un fideicomiso y por decisión judicial, después de que Britney sufriera un colapso en público. La artista quiere poner fin a esta situación y responsabilizarse de su vida. Incluso, acusa a su padre de cómo se encuentra: “Señoría, mi padre y los implicados en esta custodia deberían estar en prisión”, ha asegurado. Además, a sus 39 años, Britney mantiene que pretende demandar a su familia por lo que le han hecho.

La cantante compareció ante el tribunal durante algo más de 20 minutos, en los cuales expresó su descontento y malestar. Su abogado ha asegurado que el testimonio de la artista no ha sido en ningún momento manipulado o editado, sino que se ha mostrado en estado puro, tal como se siente. A pesar de que hace algún tiempo no estaba preparada para hablar, ahora la que fuera ídolo de adolescentes no está dispuesta a perder más tiempo: “quiero recuperar mi vida. Ha sido suficiente”, dijo la intérprete.

Fue en la primavera de 2019 cuando Spears compareció ante el tribunal por primera vez, en una sesión a puerta cerrada en la que aseguró que el acuerdo de tutela le parecía demasiado estricto y pedía cambios. Según apuntaba, su padre la había intentado obligar a ingresar en un centro de salud mental tras haber protestado en un ensayo e incluso la obligó a dar un concierto estando enferma. “La custodia no tuvo ningún sentido desde el principio, le estoy pagando a personas para que me controlen.  He trabajado desde los 17 años y esta custodia es un abuso”, ha llegado a decir la artista expresando una disconformidad que viene de lejos.

Britney Spears
Britney Spears con sus padres en una imagen de archivo / Gtres

El desacuerdo con su padre se remonta tiempo atrás. De hecho, en el año 2014 había pedido a su abogado eliminar a su padre como tutor porque consideraba que tenía problemas con el alcohol y estaba ejerciendo un control absoluto sobre su vida, hasta el punto de decidir sobre sus relaciones y amistades. “Quiero casarme y tener un bebé, pero tengo un DIU para que no me embarace”, aseguró la artista dando a entender que su tutor legal no quiere que tenga más hijos.

La artista acusa a su padre de abusar de su poder y controlarla / Gtres

Por ahora, el padre de la cantante solo ha dicho que lamenta mucho que ella esté sufriendo, pero no se ha pronunciado sobre las declaraciones de Britney. Quien sí hizo unas declaraciones sobre la relación entre padre e hija fue la madre de la cantante.  El pasado noviembre, Lynne Spears, calificó ante el tribunal de “tóxica” la relación entre ambos. La mujer, que está separada del padre de la artista, es una de las que apoya la propuesta de eliminarle como guardián legal, algo que la magistrada desechó entonces a la espera de que el abogado de la cantante presente una moción definitiva que termine con la custodia.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias