UN ENTORNO FAMILIAR

Bidart: Del amor a la distancia para la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

Ver vídeo

La publicación de las imágenes de Iñaki Urdangarin en compañía de su compañera de trabajo Ainhoa Armentia paseando de la mano en una playa cercana a la localidad de Bidart han supuesto todo un tsunami a nivel informativo. El exduque de Palma de Mallorca se ha limitado a decir que “son cosas que pasan y vamos a gestionarlo de la mejor manera posible, como siempre hemos hecho”, a la vez que la analista contable por el momento no ha dicho nada. El hijo mediano del exdeportista, Pablo, comentaba a los medios que “no estaba seguro” de si su madre, la infanta Cristina, conocía la situación, pero es algo que “tendremos que hablar en algún momento y lo averiguaremos poco a poco”.

Iñaki Urdangarin andando / Gtres
Iñaki Urdangarin andando en Vitoria. / Gtres

El paradero de la infanta Cristina había sido un enigma hasta este lunes, cuando se ha desvelado que la hija de Reina Sofía viajó a Madrid un día antes de la aparición de las fotógrafos para refugiarse en Zarzuela junto a su madre. Sus planes inmediatos era viajar a Abu Dabi para encontrar también el apoyo de su padre, el Rey Juan Carlos. El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, declaraba hace unos días a los medios que “no tenía conocimiento” de que se hubieran iniciado trámites de separación o divorcio entre la pareja, con la que había podido estar en el mes de octubre y había visto “bien”. Una afirmación que se ha desbaratado por completo después de que Cristina e Iñaki hicieran pública su separación matrimonial a golpe de comunicado: «De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin», firmaban.

Más allá de los tres implicados en esta inesperada historia, la localidad de Bidart se ha convertido en la cuarta protagonista. Y es que, a pesar de que las imágenes de Urdangarin y su acompañante no se tomaron en la localidad, sí que están hechas en una playa cercana. No hay que olvidar que Bidart ha sido punto de encuentro de la familia en los últimos años, refugio en los momentos complicados.

Urangarin
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Bidart. / Gtres

El verano pasado la revista ¡Hola! publicaba un amplio reportaje sobre las vacaciones más especiales de la infanta Cristina. Unas imágenes en las que se veía a la hermana del Rey feliz, disfrutando de unos días de descanso en compañía de los suyos, en el primer verano en este nuevo régimen de tercer grado de su marido. Nada entonces hacía pensar en las fotografías que han visto la luz recientemente.

Justo cuando se cumplía un año de la salida del Rey Juan Carlos de España y su traslado a Abu Dabi, doña Cristina se reunía con su marido y sus hijos. También la infanta Elena pasó unos días en Bidart, en unas semanas un poco complicadas para la duquesa de Lugo, que tuvo que compaginar las visitas a diferentes miembros de su familia. El único que faltó en estas vacaciones fue Juan, el mayor de los Urdangarin, ya que suele aprovechar siempre que puede para hacer tareas de voluntariado.

A partir del año 2012, Palma de Mallorca dejó de ser el destino vacacional de la familia Urdangarin, que comenzó a decantarse por Bidart como su nuevo rincón preferido para desconectar. Allí, la madre del exduque de Palma, Claire Liebaert tiene una propiedad y ejerce como anfitriona para su familia. De hecho, los Urdangarin han pasado allí las vacaciones desde hace casi una década, salvo los veranos de 2018, 2019 y 2020, donde la cárcel impidió a Iñaki viajar. Desde el pasado año, el exdeportista se encuentra en un régimen de semilibertad que le permite incluso viajar al extranjero -con un permiso-, ya que no hay que olvidar que Bidart se encuentra a unos 20 km de la frontera con España.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Bidart. / Gtres

Lo que nadie podría haber imaginado es que después de casi un cuarto de siglo de matrimonio y más de una década en el punto de mira a raíz del Caso Nóos, Bidart acabaría pasando de ser un refugio para la infanta Cristina y su familia a convertirse en el escenario cercano de una imagen que evidencia una nueva realidad de la que la hermana del Rey nunca hubiera querido ser testigo.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias