Momentos difíciles

La bajada al infierno de Ana María Aldón por su familia política: “Me quise quitar de en medio”

Ana María Aldón con sombrero / Gtres
Ana María Aldón con sombrero / Gtres

Ana María Aldón no puede más. Después de haber protagonizado una serie de intervenciones en Viva la vida en las que dejaba entrever que su relación con Ortega Cano y con su familia política no estaba pasando por su mejor momento, la colaboradora ha concedido una durísima entrevista a Lecturas en la que ha ofrecido una serie de titulares que no han pasado desapercibidos en el panorama social.

Portada / Lecturas
Portada / Lecturas

Este mismo miércoles, la revista citada llegaba a los kioskos con una portada impactante. Y es que, la esposa del torero no tenía reparo en admitir que había llegado a plantearse la idea de quitarse la vida ante los ataques que estaba sufriendo por parte de la familia de su marido: “Me quise quitar de en medio por culpa de mi familia política. Un día cogí el coche, no podía más… Lo que viniera primero. Si venía un camión, un camión. Y si venía un terraplén, un terraplén”. Unas fuertes palabras que dejan entrever que la conexión entre Aldón y los seres queridos del diestro no es adecuada desde el momento en el que iniciaron su romance. Y es que, la finalista de Supervivientes habría sufrido los ataques tanto de la sociedad como de la familia de Ortega Cano en cuanto pasó de ser anónima a ser personaje público: “La gente me llamaba la frutera en tono despectivo, por no llamarme la putera. (…) Pusieron en duda la paternidad de mi hijo, no lo voy a perdonar jamás. No era una acusación de mi familia, era de la familia de la persona con la que yo estaba comenzando la relación. En televisión se ponía voz a los que no son capaces de hablar a la cara, y utilizan a los colaboradores para verter suciedad y hacer daño”, señalaba, aclarando además que había “apartado de su camino a la gente que contaba lo que hablaba”.

José Ortega Cano y Ana María Aldón/Gtres
José Ortega Cano y Ana María Aldón / Gtres

El sufrimiento vivido por Aldón habría sido causado primeramente por el paso por prisión del padre de Gloria Camila: “Hemos atravesado situaciones muy difíciles, como el paso por la prisión. Fue cuando empecé a tomar antidepresivos. Me levanté un día y me caí al suelo, tenía 43 pulsaciones. Me afectó también pasar de ser anónima a ser juzgada por cada cosa. (…) Me sentía como si fuese una prostituta recogida de la calle”, apuntaba, admitiendo que su marido le había “dado su sitio” en todo momento, y que cuando su hijo crezca y sepa la verdadera historia, su relación con algunos miembros de la familia dará un giro de 180 grados.

Ana María Aldón en 'Viva la vida'
Ana María Aldón en ‘Viva la vida’ / Telecinco

El consejo a Rocío Carrasco

En las últimas semanas, Ana María Aldón ha dado portazo a algunos miembros del clan Mohedano para posicionarse de manera inesperada con Rocío Carrasco. La esposa de Ortega Cano habría comenzado a empatizar con la hija de Rocío Jurado a raíz de su salida de Supervivientes, cuando Antonio David le hizo una seña que no le convenció: “Al día siguiente de la final, me llamó con un gesto con la mano. Ya anticipaba cómo iba a ser la conversación. (…) Me dijo que se lo había hecho pasar muy mal, que le había puesto la defensa muy difícil”. Más tarde, tuvo lugar la emisión de la docuserie de la madre de Rocío Flores, sacando a la luz unas actitudes que la colaboradora ha defendido: “He visto que lo ha estado pasando muy mal y sé que una persona cuando no tiene la salud mental bien, hace cosas que los demás no entienden. (…) Le diría que empiece a soltar lastres, que pesa todo mucho y no te dejan avanzar”, zanjaba, pidiendo a la esposa de Fidel Albiac “que siga luchando por sus hijos”: “Se abandona cuando los dejas en un hospicio, pero cuando no tienes tu cabeza bien, eso es otra cosa”.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias