Alejandra Rubio, muerta de risa en el curioso traslado de ‘su novio’

Alejandra Rubio muerta de risa en el curioso traslado de 'su novio'
Alejandra Rubio no podía contener la risa / Gtres

Han pasado algo más de dos semanas desde que Alejandra Rubio confesara que había puesto punto final a su relación con Álvaro Lobo, el que había sido su pareja durante más de tres años -ruptura mediante- y con el que había llegado a compartir piso. Si bien todo apuntaba a que la joven estaba disfrutando de un verano de soltera, este fin de semana se ha conocido que, por el contrario, Cupido ha vuelto a alcanzarla con su flecha.

Alejandra Rubio
Alejandra Rubio quiso proteger el anonimato de su nueva ilusión / Telecinco

De momento la identidad del afortunado chico es un misterio, pero en ‘Viva la vida’ han desvelado algunos detalles sobre él. Se conoce, por ejemplo, que tiene 22 años, le gustan los viajes, es muy deportista y que ya conoce a su suegra, Terelu Campos. De hecho, la colaboradora, que acompañaba en plató a su hija en esta tarde de domingo, no pudo evitar sonreír cuando se desvelaba la noticia. «Yo sabía que Alejandra ya no estaba con Álvaro. Pero no ha sido cosa de unos días, llevan meses separados. De hecho, él ya no vive con Alejandra. Ella me lo cuenta todo y estando en Málaga me dijo que quería presentarme a una persona y añadió ‘sé simpática’. Solo le vi diez segundos, no duró más», explicó.

A pesar de que el programa presentado ahora en verano por Toñi Moreno lo tenía todo listo para ponerle clara, incluido un cartel a tamaño real, madre e hija se mostraron rotundas: quieren que siga siendo anónimo. «No os dejo que lo enseñéis, me parece una falta de respeto y ahí sí que me enfado, él no tiene por qué verse en la televisión si no quiere estar relacionado con esto», decía Alejandra, muy seria para proteger a su nueva ilusión. Y aunque la nieta de María Teresa Campos ha reconocido estar muy feliz e ilusionada, todavía le parece pronto para llamarle «novio».

Alejandra Rubio
No quiso desvelar el nombre del joven, pero sí que quiso llevarse el cartel con su figura a casa / Gtres

Aun así parece que no se quiere separar de él. Así quedó demostrado poco después de que el programa terminara y es que Alejandra Rubio se llevó la figura a tamaño real de su misterioso nuevo amor. Para evitar que se le reconociera, lo tapó con una tela negra y, con algo de ayuda y mucha paciencia, consiguió meterlo en el coche que la llevaba a casa.

Alejandra Rubio
La hija de Terelu se partía de risa al ver el proceso / Gtres

Un transporte que no fue tarea fácil y es que, por el cartel, parece que el joven es bastante alto, de ahí que hubiera que hacer alguna que otra maniobra para que no se rompiera el cartón. Mientras un hombre se las ingeniaba para que Alejandra llegara a su casa, ella se partía de risa viendo todo el proceso, sin evitar reírse a carcajada limpia, divertida ante la curiosa escena.

Alejandra Rubio
Aunque costó, consiguió llevarse la figura a casa / Gtres

Finalmente, el esfuerzo mereció la pena y ya entrada la noche Alejandra Rubio se pudo ir a casa con ‘su chico’. El siguiente paso es conocer al de carne y hueso, ese al que está protegiendo tan celosamente y que de convertirse en su pareja oficial, seguro acabará presentando no solo al resto de su familia, sino también a todos sus fans.

Lo último en Actualidad

Últimas noticias