El nuevo negocio 2.0

De Anna Padilla a Rocío Camacho: así se gesta un influencer

Hablamos con María Majón, CEO de la agencia "Let's be influenced", que nos explica cuáles son las características que se requieren para triunfar en el mundo de los influencers.

  • LOOK

Es el sueño de muchos, pero no está al alcance de todo el mundo. De un tiempo a esta parte, no se habla de otra cosa. Los influencers se han convertido en los grandes protagonistas del sector publicitario y, a pesar de que en realidad cualquiera podría optar a marcar la pauta entre los consumidores, no son tantos los que realmente consiguen hacerlo, ni atraer el interés de las marcas. Look ha podido hablar en exclusiva con María Majón, CEO de la agencia “Let’s be influenced”, que nos ha explicado cuáles son las claves que tiene que tener una persona para poder convertirse en influencer.

María Majón
María Majón, CEO de «Let’s be influenced» / Cortesía

María lleva dos años centrada en el trabajo de la agencia, con más de veinticinco perfiles en cartera, pero desde siempre ha estado muy vinculada al mundo digital:  “siempre me había gustado mucho las redes sociales y el tema digital y empecé abriéndome un blog”, relata.

La experta recalca cuáles son las características básicas que tiene que tener un buen influencer: “ en nuestro sector, el de lifestyle, hay que controlar muy bien cómo funcionan las herramientas de transformación digital y ser muy constante y conocer al público y lo que le gusta. Constancia, conocimiento de la audiencia y de las herramientas, eso sería lo básico”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Rocío Camacho (@rocioccamacho)

Pese a lo que se pueda pensar, no hay un límite de edad para ser influencer, ya que son personas que consiguen impactar a la audiencia. Sin embargo, en el sector de lifestyle, sí que es relevante la apariencia: “no hay límite de edad, pero al final las ganancias vienen por publicidad, de manera que la imagen influye. En entretenimiento el patrón puede ser otro”.

María recalca que cualquiera que quiera plantearse convertirse en influencer tiene que tener claro que hay que ser muy constante y diferenciarse del resto: “hay mucha saturación, es importante escuchar a la audiencia”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SARA FRUCTUOSO (@sarafructuoso__)

A pesar de la crisis de los últimos meses, el sector no se ha visto especialmente afectado, ya que está en constante evolución. Sin duda, ha habido una gran revolución en torno a una de las nuevas plataformas de contenidos, TikTok. “En 2020 TiktTok ha sido la plataforma que más ha crecido, pero todavía no ha superado en volumen a otras como Facebook o Instagram. Una cosa es hacia dónde va el mercado y otra es cuál es la red más usada o la que más gusta”. A este respecto, hay que tener en cuenta que no todas las campañas sirven para todos los medios o para todos los públicos, aunque para este próximo año hay una tendencia clara hacia TikTok.

Gala González es una de las influencers más conocidas en nuestro país./Gtres
Gala González es una de las influencers más conocidas en nuestro país./Gtres

Una de las cuestiones que más se plantean aquellos que quieren ser influencers es si se puede vivir de ello o si es mejor planteárselo como un ingreso extra. “Depende mucho del perfil. En nuestra agencia nos importa mucho la parte de imagen. Hay algunos que no quieren ser súper reconocidos y que lo hacen como un extra para sus trabajos, mientras que hay otros para quienes es su pasión. Con cada uno tienes una estrategia diferente. Generalmente los talentos que son más conocidos sí que tienen unos cachés más altos, ya no se mira tanto el número de seguidores, sino el crecimiento, el engagement, incluso la conversión a ventas que tengan los talentos. Un influencer que tenga 100.000 seguidores y que trabaje y sea constante puede ganar entre unos 50.000 y 100.000 euros, pero todo depende mucho del talento. Por debajo de eso la mayoría. Pero se puede vivir perfectamente de esto y con tener 50.000 seguidores y trabajar duro es suficiente”, asegura María Majón.

Alexandra Pereira es considerada una de las pioneras de Instagram./Instagram @alexandrapereira
Alexandra Pereira es considerada una de las pioneras de Instagram./Instagram @alexandrapereira

La agencia empezó con las figuras de Rocío Camacho o Sara Fructuoso, pero también representa a otros perfiles como Anna Padilla: “Anna trabaja con otra agencia, pero nosotros podemos comercializarla. No la tenemos en exclusiva”.

La hija de Paz Padilla es una de las influencers que más ha crecido en los últimos tiempos: “trabaja muy bien, manda los contenidos a tiempo, así que muy bien.Es un perfil potente, ha pasado cosas fastidiadas, pero es muy positiva, ha sabido darle una vuelta de tuerca a todo, ella con su mánager, en cuanto a comunicación. Se está posicionando mucho en temas de belleza orgánica, mundo saludable. Está muy centrada en su familia, en su madre, en su novio, eso es lo que más le importa”, resalta.

La hija de Paz Padilla se ha convertido en toda una revolución en Instagram donde ya reúne más de medio millón de seguidores./Instagram @annafpadilla
La hija de Paz Padilla se ha convertido en toda una revolución en Instagram donde ya reúne más de medio millón de seguidores./Instagram @annafpadilla

 

Existe un debate desde hace tiempo sobre la rivalidad entre celebrities e influencers y el nicho de mercado que ocupa cada una de ellas: “las celebrities quieren ser influencers y las influencers quieren ser celebrities. A nivel publicitario y a nivel venta ahora mismo vende más, tal vez, un influencer porque tiene unos datos mejores y conecta más con la audiencia. A nivel imagen, si una marca quiere darse a conocer, quizás es mejor una celebrity”, explica Majón.

Lo último en Famosos

Últimas noticias