Belleza

Cómo elegir el mejor corrector de ojeras para nuestra piel

El mejor corrector de ojeras para nuestra piel es aquel capaz de mantener a raya aquellos días de falta de sueño o cualquier impureza que esté cerca

Cómo elegir el mejor corrector de ojeras para nuestra piel
Pasos para elegir el mejor corrector de ojeras para nuestra piel

El mejor corrector de ojeras para nuestra piel es aquel capaz de mantener a raya aquellos días de falta de sueño o cualquier impureza que esté cerca de este elemento. Los granitos, algunas arrugas y los cambios de tono, tienen los días contados con un buen corrector de ojeras. A la hora de elegir el producto adecuado podemos tener algunas dudas, especialmente si optamos por una compra online y no tenemos experiencia en este tipo de productos. Si quieres saber qué corrector de ojeras es mejor para nuestra piel, toma nota de estos pasos.

Pasos para elegir el mejor corrector de ojeras para nuestra piel

Un tipo de corrector líquido es el más fácil de aplicar, aunque solo sirve para pequeños defectos. Ideal cuando hemos dormido poco o tenemos pequeñas imperfecciones. No debes usarlo en el caso de que tengas la piel grasa, puede acabar engrasando más la piel provocando granitos o rojeces.

En barra tendrás un corrector básico perfecto para pieles jóvenes. Cubre bastante bien y unifica el tono. Si eres de las que tiene ojeras día sí y día también este correcto es fácil de utilizar y queda bastante bien. Dura bastante y nos servirá para emergencias, es fácil de transportar y está bien de precio.

Un corrector en polvo es el ideal para pieles grasas. Nos servirá para tapar cualquier granito o impureza para que tengamos, no es apto para pieles secas. El acabado será demasiado seco y será una forma de esconder las ojeras de una forma sutil, no cubrirá en exceso, necesitaremos un buen maquillaje para unificar el tono de nuestra piel.

Los correctores tipo mousse es una de las mejores opciones. De textura ligera podemos obtener un buen aliado para cubrir las imperfecciones sin resecar o hidratar la piel. Perfecta para pieles mixtas puede servirnos para tener una buena base de cualquier maquillaje. Usarlo a diario y llevarlo siempre en el bolso es imprescindible.

Una vez que tengamos claro qué tipo de corrector nos funciona según nuestro tipo de piel buscaremos el tono perfecto. El beige es perfecto si tenemos unas ojeras de color negro, el verde si tenemos algunas rojeces o venitas, el amarillo es el que debemos usar si tenemos ojeras de tono morado, en color salmón acabará con las ojeras azules. Nos miraremos bien en el espejo antes de elegir el color del correctos de ojeras.

Por último, es indispensable saber aplicar este elemento. De nada servirá que tengamos el mejor, si no sabemos como aplicarlo perfectamente. Con el dedo o con una brocha, lo podemos incorporar a nuestra rutina de maquillaje, de esta manera conseguiremos el acabado perfecto.

Elegir el mejor corrector de ojeras nos servirá para obtener el acabado perfecto en un maquillaje que debe quedar bien, el de los ojos. En la medida de lo posible llevar siempre un corrector de ojeras es un básico, nunca se sabe cuando tendremos que emplearlo. Hay días más o menos intensos, los ojos son la parte del rostro más visible, por ello es importante centrarnos en las ojeras, un buen contorno de ojos es una de las claves del éxito de nuestro maquillaje perfecto.

Lo último en Estilo

Últimas noticias