Toma nota

¿Quieres estar tan fuerte como Brad Pitt? Este es el entrenamiento que sacó su mejor versión

Tener el físico de Brad Pitt tiene mucho de genética, pero también de esfuerzo y dedicación. El que fue su preparador para la película 'Troya', desvela la rutina a la que se sometió el actor.

Brad Pitt
Brad Pitt sigue siendo uno de los hombres más deseados / Gtres

Brad Pitt lleva prácticamente toda si vida siendo famoso, protagonizando aclamadas películas y robando suspiros de todos los que le miran y es que el estadounidense, a sus 57 años de edad, es uno de los hombres más atractivos del mundo. Alabado por diferentes generaciones, el ex de Angelina Jolie le debe mucho a la genética, pero también al esfuerzo que pone en cada entrenamiento. Han sido muchas veces las que se ha quedado sin camiseta ante las cámaras, pero quizás su ‘desnudo’ más aclamado es el de la película ‘Troya’, en la que daba vida al griego Aquiles.

Brad Pitt
El actor le debe mucho a la genética, pero también al esfuerzo / Gtres

Y si Brad ponía el esfuerzo y el tesón, el fisioterapeuta Duffy Gaver le decía los ejercicios que tenía que realizar para conseguir su mejor forma física. Tras dejar el ejército, pues fue Navy Seal, Gaver se reconvirtió en entrenador personal, trabajando con actores muy conocidos como Chris Pratt o Tobey Maguire, entre otros. Ahora ha concedido una entrevista en la que ha contado la rutina que seguía el rubio, de quien tiene un gran recuerdo.

«Alguien dijo: ‘Oye, Brad necesita un entrenador’, así que me puse en contacto con él a través de su gente. Nos conocimos y nos pusimos en marcha», ha contado a la revista ‘Esquire’. El que fuera uno de los actores más famosos del mundo no le supuso ningún problema, pues como confiesa prefiere no pensar en esas cosas. «Es solo un tío. Tendría las mismas conversaciones con él que tengo con todo el mundo: ‘Estás en el punto A, tengo el mapa para llevarnos al punto B, pero ¿cuánto lo deseas?».

Brad Pitt
Según su entrenador, una de las claves es el esfuerzo diario / Gtres

Puestos en contacto, llegó el momento de pasar a la acción para convertir a Brad en un hombre que fue leyenda y cuyo físico estaba definido, según los detalles que se conocen de la época. Y si bien él nunca había tenido problemas en estar definido, la clave estaba en hacerle ganar tamaño. ¿Qué tiempo se dio para ello? Nada más que seis meses. Y fueron suficientes. Pero no solo tenía que ser fuerte, sino conseguir una figura similar a la de los guerreros de la época, que tenían esos cuerpos debido a su trabajo, no a entrenar.

«Si te fijas en los luchadores greco romanos, no van al gimnasio, sólo hacen su trabajo, pero resulta que tienen un aspecto increíble. No quieres que el público diga: ‘Vaya, seguro que hace mucho ejercicio de press banca’. Eso no tiene nada que ver con la película». La clave estaba entonces en que estuviera fuerte, pero sin tener un pecho demasiado grande y, para ello, entrenador su espalda a base de pull-downs y remos con mancuerna. «Si realmente quieres construir un buen físico, mi opinión es que necesitas una buena espalda fuerte, y hombros y brazos decentes. Y luego puedes preocuparte de la definición», cuenta al citado medio.

Brad Pitt
El físico que lució en Troya es uno de los más deseados / Gtres

Por supuesto, la alimentación es otra clave y, en el caso de Brad Pitt, se basaba en pollo, brócoli y arroz integral. Unos alimentos muy conocidos por aquellos que quieren estar en forma dados sus necesarios nutrientes. ¿Parece fácil? En opinión de Gaver lo es. «La industria del fitness intenta hacer que parezca complicado. Como si yo tuviera la respuesta y el otro no. Eso es mentira. Si te digo ‘Come donuts o come pollo’, ¿qué se supone que tienes que hacer? Si digo ‘Entrena o tómate cinco putos días libres seguidos’, ¿te sientas de culo o entrenas?».

Lo último en Estilo

Últimas noticias