Gastronomía

5 quesos para maridar con un vino blanco nacional

Un buen vino blanco nacional cuenta con todos los beneficios de este tipo de bebida.

5 quesos para maridar con un vino blanco nacional
5 quesos para maridar con un vino blanco nacional

Un buen vino blanco nacional cuenta con todos los beneficios de este tipo de bebida. Con efecto antioxidante, gracias a las uvas, y una serie de buenas vibraciones que nos proporciona, una de las bebidas más consumidas del mundo, saber cómo maridarlo es esencial. Este maridaje de vino blanco con queso es un básico de cualquier mesa. Con amigos, en familia o durante una cena romántica, esta combinación de ingredientes y sabores nos permitirá disfrutar del placer y la sencillez de un buen vino blanco en todo su esplendor.

Marida un vino blanco nacional con estos quesos

  • El queso fresco es el mejor aliado de un vino blanco joven. En general los vinos blancos jóvenes tienen un punto fresco que se fusionará a las mil maravillas con un requesón, la cremosidad de esta base le dará más sabor afrutado. Lo ideal es que optemos por un requesón casero que podamos crear para la ocasión o que sea de confianza. Con frutos secos conseguiremos matizar aún más el contraste entre afrutado y salado.
  • El vino blanco combina muy bien con el queso brie. Cuando más cremoso sea un queso mejor le irá al vino blanco. Al contrario que al tinto, la intensidad en boca de estos vinos es más discreta, necesitará el brie para potenciarse. El contraste es simple y delicioso, el brie debe ser de buena calidad. Podemos completarlo con un ingrediente dulce, unos higos le vendrán de maravilla.
  • El queso de cabra le va de maravilla al vino blanco. La acidez del vino queda especialmente marcada con la ayuda de uno de los quesos más potentes que existen, el queso de cabra. Con este queso nada puede salir mal, combinarlo con unas uvas dulces puede ser una buena opción, para ir alternando con el vino.
  • Al vino blanco le va muy bien un cabrales. Este queso nacional le vendrá de maravilla a un vino fresco como éste. La cremosidad y las ganas de conseguir un bocado simple se conseguirá con un contraste que impresionará. Unas tostadas de pan y este queso con una botella de vino siempre será un éxito.
  • El roquefort no puede faltar en este maridaje. Al igual que el cabrales acabará de darle al vino el punto extra de alegría que necesita. Esta potente unión es perfecta para los queseros más auténticos que disfrutarán de ingredientes con alma como éstos, un poco de roquefort activa todos los sentidos. El roquefort no podemos sustituir por un queso azul, tiene unos matices y textura similar.

Atrévete con un maridaje perfecto, los vinos blancos nacionales se merecen un lugar privilegiado en la nevera y unos buenos compañeros de viaje como unos quesos de calidad. En nuestro país encontramos grandes piezas de cada uno de ellos, quesos o vinos son una buena apuesta para tener siempre en la nevera y en la despensa. Busca esos productores locales, la tendencia Km 0 en busca de buenos alimentos nunca falla. Estar cerca de los centros de producción es un privilegio que no todos tienen.

Lo último en Estilo

Últimas noticias