DESTACADO PAPEL

Las grandes incógnitas de la Infanta Sofía: una mirada al pasado para definir el futuro

La marcha de la Princesa Leonor a estudiar a Gales ha supuesto un importante cambio para la hija mayor de los Reyes. La heredera lleva ya varios meses en el Atlantic College y no se prevé su vuelta hasta el mes de abril, coincidiendo con las vacaciones de Pascua. Sin embargo, esta nueva etapa en la vida de Leonor no ha implicado, al menos de momento, modificaciones sustanciales en la rutina de su hermana, la Infanta Sofía.

Princesa Leonor
Leonor y Sofía en un acto conjunto. / Gtres

La realidad es que, hasta la fecha, ambas hermanas han llevado trayectorias casi paralelas. Han estudiado en el mismo colegio, han ido juntas a campamentos de verano y han participado prácticamente en las mismas actividades oficiales. Es cierto que, a partir de 2019, el protagonismo de Leonor ha sido mayor, dado que es la heredera, pero solo ha ocurrido en una ocasión que la Princesa haya asistido sola a un acto.

Sin embargo, la marcha de Leonor no ha implicado, hasta ahora, que la Infanta Sofía haya participado en más actividades. Por el momento, la hija pequeña de los Reyes ha mantenido su misma hoja de ruta, acudiendo a los mismos actos oficiales a los que tradicionalmente había asistido. La hemos visto son Leonor en el Día de la Hispanidad, pero no ha acompañado a más compromisos a sus padres, juntos ni por separado. Esto hace pensar que, por ahora, habrá que seguir esperando a que Sofía, que está a punto de cumplir quince años, pueda tener más protagonismo. De hecho, mientras que Leonor pronunció su primer discurso a los trece años, a su hermana tan solo la hemos escuchado leyendo un pequeño texto de El Quijote.

Infanta Sofía
La Infanta Sofía con su hermana en Oviedo. / Gtres

La situación de la Infanta Sofía hace pensar en cómo actuaron sus tías, las Infantas Elena y Cristina ante la marcha del entonces Príncipe de Asturias. Es cierto que ambas eran mayores que don Felipe -doña Elena tiene cinco años más que el Rey, y doña Cristina, tres-, y por eso, su presencia pública en ausencia del Príncipe fue mayor.

Las dos Infantas tuvieron una agenda bastante intensa desde que despidieron a don Felipe en el aeropuerto hasta su graduación en año siguiente, acto al que acudieron con los Reyes. No solo presidieron con Sus Majestades el desfile de las Fuerzas Armadas, sino que también asistieron a una cena de gala en honor al presidente de México, a la boda de la princesa Astrid de los Belgas, a un estreno en Madrid, y al traslado de los restos mortales de la Reina Victoria Eugenia a El Escorial, entre otras cosas. De hecho, no solo acudieron a actos juntas, sino también por separado. La Infanta Elena presidió un recital de Monsterrat Caballé y doña Cristina acudió con los Reyes a un concierto de Raphael en Madrid.

Sin embargo, su protagonismo no comenzó con la marcha de don Felipe, sino un año antes, cuando se celebró la fiesta de la juventud en Zarzuela, una especie de puesta de largo tras la cual su presencia en actos públicos aumentó. Más aún, a partir de la marcha de don Felipe, fueron sus hermanas las encargadas de presidir varias audiencias.

Infanta Elena
La Infanta Elena en un acto en los ochenta. / Gtres

Aunque hasta ahora la Infanta Sofía no ha aumentado sus compromisos, cabe la posibilidad de que esto pueda cambiar de cara al próximo año o que incluso empiece a asistir a actos a los que no iba hasta ahora. En doña Letizia tiene a su mejor aliada para esto. Sin ir más lejos, el hecho de que la Infanta Cristina acompañara a su madre a un acto en Nueva York es un ejemplo perfecto de cómo podría arrancar la agenda internacional de Sofía, sobre todo en un momento en el que los efectivos que representan a la familia real son cada vez menos.

La formación de la Infanta

Más allá del tema de la agenda, otra de las cuestiones que más dudas genera son los próximos pasos de la Infanta Sofía. No se sabe si la hija pequeña de los Reyes seguirá los pasos de su hermana y optará por estudiar fuera, aunque está claro que, dada su posición, tiene más libertad de elección. En el caso de Leonor se espera que la Princesa realice algún tipo de formación militar, algo de lo que Sofía no tiene obligación.

Infanta Sofía
Las Infantas Elena y Cristina. / Gtres

Si echamos la vista atrás, tanto doña Cristina como doña Elena estudiaron el último curso en su colegio de siempre, Santa María de los Rosales, y no fue hasta pasados los dieciocho años cuando decidieron formarse fuera. Doña Elena se trasladó a Exeter para un curso de Educación y Sociología Infantil al terminar Magisterio y más tarde se instaló en París y estudió francés en la Sorbona. Por su parte, doña Cristina se marchó de casa al terminar su licenciatura y viajó a Nueva York para un curso de Relaciones Internacionales. Más tarde, trabajó en París, en la sede de la Unesco. Habrá que esperar a ver qué camino sigue la Infanta Sofía.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias