UNA ETAPA COMPLICADA

Del nuevo ataque de Nicole Coste a la justificación de su padre: sin tregua para Charlene

Ver vídeo

Ha pasado casi un mes desde que la princesa Charlene por fin pudiera regresar a Mónaco después de medio año en Sudáfrica. Una estancia forzosa en el continente africano motivada por una serie de complicaciones derivadas de una infección de las vías altas que obligó a la Princesa a someterse a varias intervenciones. Aunque la versión oficial de Palacio asegura precisamente esto, los rumores no han dejado de perseguir a la exnadadora.

Desde una posible crisis de pareja debido a la reciente demanda de paternidad a la que se enfrenta el príncipe Alberto, hasta cuestiones directamente relacionadas con la Princesa, que apuntan a una intervención estética con mal resultado, la realidad es que Charlene sigue ausente del Principado. El propio soberano ha asegurado que necesita descanso para recuperarse de unas heridas que son más que físicas y, mientras que algunos medios revelaban el presunto lugar en el que se aloja y mantenían que recibe visitas del multimillonario ruso Vladislav Doronin, en Montecarlo se guarda silencio y se mandan continuas señales de apoyo a la Princesa -imposible no pensar en las pancartas que los príncipes Jacques y Gabriella portaban en el balcón el Día Nacional-.

Charlene y Alberto de Mónaco en un photocall / Gtres
Charlene y Alberto de Mónaco en un photocall / Gtres

Aunque el príncipe Alberto ha concedido algunas entrevistas en las últimas semanas -la propia Charlene también lo ha hecho en Sudáfrica-, la realidad es que las versiones oficiales han contrastado con algunas declaraciones vertidas por personas cercanas a la exdeportista, que aseguran que Charlene estuvo a punto de morir en Sudáfrica. De hecho, incluso la cuñada de la Princesa hizo algún tipo de comentario al respecto, mientras que su hermano y mayor valedor en Mónaco durante su ausencia, ha preferido mantenerse al margen. No ha sido así para su padre, que tras meses de silencio, ahora por fin se ha manifestado.

Michael Wittstock ha concedido una entrevista a un medio sudafricano, en la que asegura que no pudo acompañar a su hija durante su convalecencia. Unas palabras que han llamado mucho la atención ya que tanto él como su esposa viven allí. El motivo no ha sido otro que la crisis sanitaria, ya que querían evitar riesgos por ambas partes. Por un lado, los padres de la exdeportista pertenecen a un colectivo de alto riesgo por su edad y Charlene estaba ella misma en una situación muy delicada.

Charlene y Alberto de Mónaco posando / Gtres
Charlene y Alberto de Mónaco posando / Gtres

Unas palabras que dejan claro que la esposa de Alberto de Mónaco ha debido sentirse muy sola en estos meses, aunque se sabe que ha mantenido contacto constante por diferentes medios digitales. Tanto es así que su padre ha reconocido que está preocupado por su salud, pero confía en su recuperación: «mi hija nadaba 20 km al día. Conociendo la forma en que entrenaba, sé que es dura y que saldrá bien, saldrá mucho más fuerte», ha dicho.

Las críticas de Nicole

Más allá de las palabras del padre de Charlene, quien ha vuelto a saltar a la actualidad es Nicole Coste, la madre de Alexandre Grimaldi. El pasado verano, la togolesa concedía una entrevista a Paris Match con motivo del 18 cumpleaños del joven. Un reportaje del que, en principio, tenía constancia el Príncipe, pero que sorprendió a todos por algunas declaraciones que hizo sobre cómo Charlene presuntamente trataba a su hijo, algo que molestó al soberano. Así lo manifestó en otras declaraciones el Príncipe, lo que, claramente ha podido afectar a la buena relación que hasta ahora mantenía con su ex.

Nicole Coste en una imagen de archivo / Gtres

De hecho, Nicole no parece estar dispuesta a mantenerse al margen de la situación. La exazafata ha hecho unas nuevas declaraciones al periodista Richard Eden, que ha confirmado que se encontró con ella en una velada en Londres, donde se mostró muy crítica especialmente con Charlene.  Según asegura el especialista, Nicole no tuvo ningún tipo de consideración hacia la Princesa, hasta el punto de decir que “no le importaba lo que le pasase”.

No es esta la única ‘lindeza’ que ha comentado la togolesa, que asegura que lo que le está pasando a la Princesa “es culpa del karma”. Es más, incluso mantiene que la gente de Mónaco la quiere más ella que a Charlene. Unas palabras que, seguro, marcan aún más las distancias con el príncipe Alberto, con quien Nicole presume de mantener una excelente relación.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias