UNA NUEVA ETAPA

Alberto y Paola de los Belgas se libran del yate del escándalo

Ver vídeo

Los reyes Alberto y Paola de los Belgas se quedan sin uno de sus mayores pasatiempos del verano. Tal como ha trascendido, los padres del actual monarca han puesto a la venta el yate Alpa IV, con el que surcaban las aguas del Mediterráneo tratando de escapar de los siempre curiosos objetivos de los paparazzi. El Alpa IV fue una de las embarcaciones más lujosas de su momento y ha salido al mercado por un precio cercano a los dos millones de euros. Los Reyes lo adquirieron en el año 2009 por un importe superior a los cuatro millones y medio, y doce años después, su valor se ha reducido a más de la mitad.

El nombre de la embarcación se debe a una combinación de los propios nombres de los padres del rey Felipe, ‘Al’ de Alberto y ‘Pa’ de Paola. Tiene casi treinta metros de eslora y capacidad para albergar a doce personas, incluida la tripulación, de tres miembros.

Alberto
Los Reyes han decidido vender el yate en el que disfrutaban del verano / Gtres

Por el momento no han trascendido los motivos que han llevado al matrimonio de este ‘tesoro’ y desde la Casa Real no han querido hacer declaraciones al respecto ya que se trata de un asunto privado que concierne únicamente a los padres del actual titular de la jefatura del Estado. No obstante, según los rumores, todo apunta a que se trata de una decisión basada en estado actual del matrimonio. No hay que olvidar que Alberto y Paola ya se superan los ochenta años -el Rey incluso se acerca a los noventa- y las jornadas a bordo de un yate a esta edad no son especialmente cómodas para ellos.

La compra de la embarcación en 2009 supuso todo un escándalo en Bélgica porque en aquel momento los ciudadanos no entendían que sus reyes se gastaran casi cinco millones de euros en una embarcación de recreo en un momento de fuerte crisis económica para el país.  “La reina Paola no entendía que la gente pudiera criticar eso. Era su forma favorita de viajar, le encantaba librarse de los paparazzi en el mar”, ha revelado la especialista Brigitte Balfoort. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, los Reyes no siempre lograban librarse de los objetivos de los fotógrafos.

Alberto
No han trascendido los motivos por los que los Reyes han decidido vender el yate / Gtres

Alberto y Paola siguieron haciendo uso del barco hasta hace un par de años y recibían allí a sus nietos. Cuando Alberto II abdicó en su hijo Felipe en 2013, pidió al Estado traspasar los gastos que suponía mantener el barco, que navegaba bajo la bandera de la Armada belga, a pesar de que no era propiedad del Ministerio de Defensa. Sin embargo, el Ejecutivo rechazó la petición. Quizás este haya sido uno de los motivos que hayan desencadenado la venta.  Hay que tener en cuenta que ahora los Reyes reciben una asignación de menos de un millón de euros para sus gastos, lo que dificulta mantener todas sus propiedades. No obstante, su fortuna se estima en casi setecientos millones de libras.

El escándalo del yate recuerda a la reciente polémica de los reyes de Holanda por la adquisición del barco que estrenaron el pasado año en plena crisis del coronavirus. Un barco de dos millones de euros que acaparó innumerables críticas por la delicada situación que se estaba viviendo a nivel global.

Lo último en Casa Real

Últimas noticias